Logo La República

Sábado, 24 de agosto de 2019



NACIONALES


Pruebas de paternidad en aumento

Redacción La República [email protected] | Sábado 20 junio, 2009



Cada media hora se realiza un examen de ADN
Pruebas de paternidad en aumento
Un 20% de los estudios resulta negativo

En los últimos tres años, la demanda de solicitud de pruebas de paternidad ha venido en aumento. Solo el año pasado creció un 26% con respecto a 2007.
Asimismo, hasta mayo habían ingresado 1.050 solicitudes con el fin de comprobar la paternidad del progenitor, lo que significa que de continuar la tendencia se cerraría el año con un nuevo incremento.
De las pruebas estudiadas en el laboratorio de paternidad responsable, un 20% resulta negativo, por lo que 1.170 denuncias en los últimos cinco años fueron descartadas.
En estos casos, los hombres pueden entablar una demanda contra la mujer por daños y perjuicios.
No obstante, si la mujer establece en la solicitud que existe la duda, la demanda no procede, según Flor Charpentier, abogada del Consultorio Jurídico del Instituto Nacional de las Mujeres.
En otros, las solicitudes ingresan pero los hombres no son localizados por falta de una dirección clara y por lo tanto no se puede realizar el respectivo estudio. La solicitud puede ser archivada también si la madre o ambas partes no van a la cita.
En caso de que un supuesto padre no se presente a la cita, tiene la oportunidad de justificar su ausencia para que sea reprogramada. Si se ausenta nuevamente, el menor es registrado con sus apellidos, debido a que la ley de paternidad responsable establece la declaratoria de paternidad para el evasor.
Por lo general se realiza alrededor de un examen cada 30 minutos en el Laboratorio de Pruebas de Paternidad de la Caja Costarricense de Seguro Social.

No obstante, en las últimas dos semanas, debido a la alta demanda, las pruebas se realizan cada 15 minutos, según Viviana Arce, directora del Laboratorio de Paternidad.
Por lo general, la mayor cantidad de pruebas se realiza en setiembre, cuando existe un incremento en el número de nacimientos. El nivel de certeza del examen es de un 99,9%, según Andrey Zumbado, microbiólogo del Laboratorio de Paternidad.
El costo de los análisis representó para el estado una inversión de ¢240 millones el año anterior, pues cada estudio (que incluye al padre, la madre y el niño) ronda los ¢150 mil.

Yessenia Garita
[email protected]