Logo La República

Lunes, 12 de noviembre de 2018



NACIONALES


Proyectos viales clave están desfinanciados

Rodrigo Díaz [email protected] | Viernes 27 noviembre, 2015



Cerrar por completo la carretera de Circunvalación agilizaría todo el tránsito alrededor de la capital, la nueva carretera a San Carlos tendría una salida hacia la ruta más importante del país, la Interamericana Norte estaría casi completa y los heredianos sufrirían menos con las presas en las horas pico.
Sin embargo, hasta la fecha ninguna de estas iniciativas cuenta con financiamiento, pese a que hace un año fueron definidas dentro de un portafolio de proyectos considerados clave por el Gobierno.
Existen otros proyectos sin financiamiento definido, pero los que se mencionan ayudarían a completar pasos que actualmente están en construcción.
En algunos casos, las obras no se hacen porque los recursos previstos originalmente no alcanzaron.
Por ejemplo, el proyecto de la carretera a San Carlos originalmente contemplaba una conexión con la carretera Bernardo Soto, en la ruta 1, y sería financiado por el gobierno de Taiwán. Sin embargo, para bajar los costos de la obra, se decidió arrancar desde La Abundancia de San Ramón.
Hasta la fecha, ni siquiera está definido el trazado original, el cual se sabría a mediados del próximo año.
Como no se cuenta con los recursos para su construcción, una de las salidas puede ser que se instale un peaje y que los fondos que se recauden sirvan para financiarlo, propuso Carlos Segnini, ministro de Obras Públicas y Transportes.
En Limonal – Cañas también se había previsto que inicialmente este trayecto contara con el financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo, pero los recursos no alcanzaron. Se espera que algún remanente de este préstamo, o bien, del nuevo crédito con esta institución, pueda utilizarse.
Un fideicomiso podría ser la solución para financiar la ampliación de la carretera hacia Heredia, ciudad donde se necesitan más estudios para definir cuáles serían los proyectos viales más adecuados para descongestionar esa vía.
Por último, aunque se construya la Circunvalación Norte, todavía quedaría un kilómetro pendiente, entre Calle Blancos y la ruta 32. Sin embargo, esa vía tendría que pasar por encima de un barrio muy populoso, por lo que los costos serían muy altos.
Aunque el Gobierno afirma que no cuenta con recursos asignados para estas obras, actualmente tiene un remanente de $490 millones de una línea otorgada por el BID desde el 2007.