Logo La República

Domingo, 21 de julio de 2019



ACCIÓN


Proyecto tico busca atraer turismo a Talamanca con cataratas de arcoíris eternos

Walter Herrera [email protected] | Jueves 19 julio, 2018

Catarata
En los años 90 existían dos grandes lagos que desbordaban en la catarata Ayil; sin embargo, estas lagunas desaparecieron. Aún no se ha determinado su causa pero se le atribuye al terremoto de Limón. Cortesía Javier Elizondo/La República


Escondida en las profundidades del Parque Nacional Barbilla en Altas Brisas de Siquirres, entre dos gigantes cerros se encuentra ubicada la majestuosa catarata Ayil.

Mientras algunos aprecian sus bondades para admirar su belleza, el senderista tico Javier Elizondo ve una oportunidad para traer turismo a una zona indígena e incorporarlos en la economía del país.

“La idea nace como una necesidad y solución a la poca visita de turismo que hay en el Parque Nacional Barbilla. La idea es que haya mayor conservación en la zona para preservar la fauna y flora. En estos momentos no hay estrategias de conservación en este lugar”, señaló Elizondo.


Huellas de Jaguar en Cerro Tigre

Huellas de Jaguar en Cerro Tigre

La propuesta consiste en fortalecer los caminos que atraviesan el Parque y llegan hasta la catarata como un proyecto de senderismo nacional.

Estos ya existen, pero son utilizados únicamente por los indígenas para trasladar el ganado y no para el turismo.

Además, para llegar hasta la catarata desde el plantel se tarda entre nueve y diez horas y el nivel de dificultad es alto.

“Me encantaría hacerlo, pero se necesita apoyo de entes gubernamentales para que el acceso a la catarata se haga público, el sendero existe, los guías están, la catarata es del Parque Nacional. Se imaginan lo hermoso que hubiera sido que guías indígenas locales en conjunto con turistas compartieran culturas y lugares naturales, con el fin de que se disminuya un poco también la barrera cultural que hay”, comentó Elizondo.

Las familias que viven en esta zona carecen de servicios básicos como sistema de salud, electricidad y educación formal.

Ante esto, la principal propuesta del costarricense es colocar baños, un albergue, mejorar la calle de acceso al Parque Nacional y contratar personal turístico para mejorar la afluencia de público senderista.

“Si no hay dinero, se podría planear una opción de concesión administrativa para el sendero, un permiso de uso administrado por la comunidad o que el Parque Nacional asuma el sendero y se cobre un acceso”, manifestó.


Acantilado catarata Ayil

Acantilado catarata Ayil


El potencial de la catarata de Ayil la compara con el potencial turístico del principal camino de senderismo en el país, como lo es la caminata al cerro Chirripó.

“Se ha visto antes cómo lugares emblemáticos pueden atraer al turismo, un ejemplo de esto es Chirripó, que gracias a la excelente administración, albergue y organización es una fuente de empleo e ingreso para muchas familias. Este tipo de apertura hace accesible la cumbre más alta de Costa Rica”, añadió.

Elizondo se ha encargado de documentar diferentes cataratas de todo el país para generar conciencia de las bellezas que se esconden en las montañas nacionales y conservar los paisajes naturales.

Además, su objetivo original es desarrollar un sistema de senderos amigables con el ambiente en áreas naturales y zonas rurales con el fin de promover el ecoturismo de cataratas.

En el sitio web www.thewaterfalltrail.com relata sus experiencias y las acompaña con una serie de fotografías que cuentan historias. 


Vista aérea catarata Ayil

Vista aérea catarata Ayil