Protestas en convención ayudarán a Trump, dice jefe de campaña
Se espera que el republicano acepte la nominación del partido en la convención el jueves luego de una polémica campaña por las primarias y de la selección del gobernador de Indiana. Bloomberg/La República
Enviar

 Las protestas en la Convención Nacional del Partido Republicano mostrarán "anarquía" y "falta de respeto" por el discurso político, dijo el martes Paul Manafort, director de campaña de Donald Trump.
"Francamente, ese impacto probablemente ayudará a la campaña", añadió Manafort en el día de la apertura de la convención.
Se espera que Trump acepte la nominación del partido en la convención en la noche del jueves luego de una polémica campaña por las primarias y de la selección la semana pasada del Gobernador de Indiana, Mike Pence, como su compañero de lista.
Las protestas "no ocurrirán dentro del salón", dijo Manafort, quien dijo que el propósito de la convocatoria era "crear mayor conciencia de quién es Donald Trump", incluyendo aspectos menores de su personalidad como su generosidad y buen corazón.
Manafort desestimó el llamado grupo "Nunca Trump" tildándolo de banda de delegados "problemáticos y recalcitrantes". La posible presentación de un informe de minoría que pediría que una gran proporción de los delegados sean liberados de la obligación de votar por Trump en la primera vuelta de votación para la nominación se veía como una posibilidad el lunes.
El Gobernador de Ohio, John Kasich, quien compitió contra Trump y sólo está asistiendo a eventos al margen de la convención en su estado, está siendo "petulante" y "avergüenza" a su partido, dijo Manafort. Mostró mayor contención en cuanto a la ausencia de la familia Bush, de la cual forman pare los dos últimos presidentes republicanos de los Estados Unidos.
Manafort desestimó la sugerencia que el aval de Pence a la invasión de Irak el 2003 socava el argumento de Trump de que el apoyo de Hillary Clinton a esa guerra demuestra su mal juicio. El argumento relevante, dijo Manafort, es que el Oriente Medio se volvió menos estable bajo el Presidente Barack Obama, con Clinton como su secretaria de Estado, cuando las tropas norteamericanas abandonaron Irak.
.
 


Ver comentarios