Enviar
Protesta por arresto de Karadzic terminó en violencia

Cerca de 16 mil personas marcharon en apoyo al presunto criminal de guerra serbobosnio

Belgrado
EFE

Unos 200 jóvenes radicales se enfrentaron ayer a la Policía durante la protesta por el arresto del presunto criminal de guerra serbobosnio Radovan Karadzic, que congregó, según la Policía, a unas 16 mil personas en el centro de Belgrado.
De acuerdo con la emisora de televisión B92, los jóvenes radicales, que participaban en la protesta convocada por el ultranacionalista Partido Radical Serbio (SRS), arrojaron piedras contra los agentes antidisturbios y trataron de bloquear la calle con barricadas, al tiempo que rompieron varios escaparates.
La Policía empleó gases lacrimógenos y disparó balas de goma contra el grupo de violentos.
Según las primeras informaciones, dos agentes resultaron heridos en el choque.
La participación de unas 16 mil personas, según la Policía, es muy inferior a la esperada por el SRS, que preveía “decenas de miles” de asistentes y había anunciado que hasta 100 mil personas podían acudir al acto.
La última marcha masiva de los sectores nacionalistas logró congregar en febrero pasado en Belgrado a varios cientos de miles de personas contra la proclamación de la independencia de Kosovo, en una jornada en la que grupos violentos atacaron la embajada de Estados Unidos y otros países occidentales, causando disturbios y actos vandálicos.
Los participantes en la marcha corean el nombre de Karadzic, lanzan gritos como “traición” y ofensas contra el presidente de Serbia, el pro europeo Boris Tadic, y saludan al hermano del ex líder serbobosnio, Luka Karadzic, presente en un escenario montado en la céntrica Plaza de la República, donde tiene lugar la protesta.
Luka Karadzic hizo un llamamiento a las autoridades serbias para que no extraditen a su hermano al Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY), con sede en La Haya, y pidió que sea procesado en Serbia como “una salida honrada a la situación”.
Por su parte, el secretario general del SRS, Aleksandar Vucic, declaró: “Amaremos a Serbia hasta el último respiro”.
“Quiero agradeceros que Serbia todavía no está muerta, aunque la está matando Boris Tadic”, agregó.
“Libertad para Serbia” es el lema de la protesta que, según el SRS, pretende mostrar “la resistencia al régimen dictatorial de Boris Tadic”.
Tadic es la figura política más destacada de Serbia, ya que, además de jefe del Estado, es el líder del Partido Democrático (DS), principal formación de la coalición en el Gobierno.
Los manifestantes protestan también contra la cooperación de Serbia con el TPIY, que juzga los crímenes de guerra en los conflictos balcánicos de la década pasada y que es considerado por muchos como una institución política y no judicial “antiserbia”.
Los congregados portan banderas del Partido Radical Serbio y de Serbia y pancartas con fotos de Karadzic y del líder de los “radicales”, Vojislav Seselj, quien es juzgado ante el TPIY.
El también opositor y nacionalista Partido Democrático de Serbia (DSS), del ex primer ministro Vojislav Kostunica, y su aliado Nueva Serbia (NS), de Velimir Ilic, expresaron su apoyo a la protesta.
En el escenario montado en la Plaza de la República están, además de los dirigentes del SRS y miembros destacados de los partidos que apoyan la protesta, un abogado de Karadzic, un miembro del futuro equipo de sus asesores jurídicos, el hermano y el sobrino del ex líder serbobosnio.
La Policía serbia ha desplegado grandes medidas de seguridad y ha reforzado la presencia de agentes en las calles para evitar incidentes.
Según la emisora de radio B92, antes del inicio de la protesta los agentes inspeccionaron con perros la Plaza de la República para detectar si había explosivos.
La Policía protege todas las instalaciones de importancia de la ciudad y los lugares en los que pueden producirse alteraciones del orden público.
Numerosos agentes forman varios cordones frente al departamento especial de crímenes de guerra del Tribunal de Belgrado, en cuyas dependencias penitenciarias se encuentra Karadzic, y se ha reforzado la seguridad en varias sedes diplomáticas.
El SRS pidió a los manifestantes que la protesta sea “pacífica y digna” y aseguró que también su personal vigila para que todo transcurra en orden.
Karadzic fue arrestado el pasado día 21 en las proximidades de Belgrado, donde vivía bajo identidad falsa.
Se espera ahora su extradición al TPIY, donde se llevará a cabo el proceso contra el antiguo líder político serbobosnio, acusado de genocidio y otros crímenes contra la humanidad cometidos durante la guerra de Bosnia (1992-1995).

Ver comentarios