Proteja sus ventas externas con el factoreo
Enviar

Uno de los retos que enfrentan los empresarios que iniciarán el camino de convertirse en exportadores es el riesgo de que su cliente no pague.

Si por alguna razón no llega el dinero del cliente internacional, no solo desmoronará las ilusiones del vendedor de incursionar en mercados internacionales, sino que podría ponerlo en aprietos financieros ya que debe pagar toda la logística para colocar su producto en el exterior.

Por ello, el utilizar el mecanismo de factoreo puede ser un buen seguro ya que adelanta los recursos por la venta del producto y permite pagar a los proveedores de toda la cadena para colocarlo en el extranjero.

Otra ventaja de utilizar esta figura es que puede hacerse por medio de entidades con experiencia en este tipo de negocios, por lo que tienen contactos u oficinas en el exterior con lo que se facilita tener un mayor acercamiento con el comprador.

Por lo general, las empresas de factoreo hacen análisis de estos clientes, revisan su condición en el mercado y capacidad de pago, entre otros elementos. Podría ser de gran ayuda, antes de cerrar un negocio, saber si el cliente del exterior ha mostrado comportamientos irregulares de pago con otros proveedores.

Los tiempos de respuesta son relativamente ágiles, con un máximo de 10 días.

Una vez que se hicieron los primeros negocios y resultaron exitosos, el proveedor empieza a confiar más en su comprador y puede aumentar sus volúmenes de exportación. En estos casos, también es importante seguir contando con el servicio de factoreo, pues aunque haya confianza en las partes, en los negocios internacionales pueden suceder muchas situaciones, por lo que el factoreo puede ser una garantía para mantener una relación fiable y segura.


Ventajas del factoreo

  • Se disminuyen los riesgos de las ventas en el extranjero
  • Se obtiene liquidez rápidamente con lo que se puede pagar a proveedores y obtener descuentos
  • Mejora en el flujo de caja y en los indicadores financieros
  • Se pueden ofrecer mejores condiciones por lo que aumentan los volúmenes de venta
  • Asesoría de parte de la empresa de factoreo, la cual analiza las condiciones de la empresa compradora
  • Para el comprador también es beneficioso porque se le puede ofrecer “cuenta abierta”, es decir, que pueda pagar en un plazo determinado y no de contado