Logo La República

Miércoles, 20 de marzo de 2019



NACIONALES


Protegerse ante volatilidad del dólar sale caro

Redacción La República [email protected] | Viernes 25 junio, 2010



Empresarios desaprovechan coberturas cambiarias
  Protegerse ante volatilidad del dólar sale caro
Coberturas son prioridad, dijo Rodrigo Bolaños, jerarca del Banco Central

Los movimientos abruptos que sufre el tipo de cambio no pueden evitarse, pero sus efectos sí pueden ser neutralizados por medio de productos financieros como las coberturas cambiarias.
Estas actualmente podrían ser importantes, ante el fenómeno de una moneda nacional con bastante volatilidad en los últimos meses.
No obstante, para muchos importadores y exportadores los más vulnerables a estos movimientos estos instrumentos resultan caros.
Con estos productos financieros los usuarios convienen un tipo de cambio que recibirán en el futuro, lo que les permite tener un grado de certeza sobre el valor de sus divisas en determinada fecha.
Internacionalmente, los empresarios ligados al comercio exterior son usuarios frecuentes de estos derivados cambiarios pues reciben el pago por sus transacciones en dólares, euros u otra divisa importante.
Sin embargo, la aceptación a nivel nacional ha sido lenta.
“Las coberturas que tienen los bancos solo existen en teoría, porque en la práctica son imposibles de comprar por su alto costo”, indicó Sergio Navas, vicepresidente ejecutivo de la Cámara de Exportadores.
La volatilidad del tipo de cambio, en ausencia de mecanismos apropiados de cobertura cambiaria, introduce un alto componente de incertidumbre al proceso de planeación financiera.
La mayoría de las empresas exportadoras presentan una estructura donde el grueso de sus ingresos se genera en moneda extranjera, mientras que una parte importante de sus gastos viene dada en moneda local. Si no se toman previsiones, el flujo de caja puede verse golpeado.
La volatilidad afecta sobre todo al exportador agrícola (piñeros, bananeros y meloneros) e industriales de mano de obra intensiva, porque la mayoría recibe el pago seis meses después, explicó Navas.
El mecanismo de cobertura permite a estas empresas concentrarse en su actividad principal y reducir la importancia de la volatilidad del tipo de cambio sobre el desempeño del negocio.
Existe también una preocupación entre los industriales por la impredecibilidad de las oscilaciones. “Creemos que el Banco Central debería buscar un mecanismo que las amortigüe”, comentó Juan María González, presidente de la Cámara de Industrias.
La regulación de estos productos fue señalada como una de las prioridades dentro de la gestión que recién comienza Rodrigo Bolaños, nuevo jerarca del Banco Central.
Este tema y el paso hacia una flotación administrada son las puntas de lanza de su mandato.
En Costa Rica, la Bolsa Nacional de Valores puede autorizar a los puestos de bolsa a realizar contratos de diferencia, en los cuales las partes acuerdan el tipo de cambio que recibirán en el futuro.
Otros derivados cambiarios podrán conseguirse en el mercado local, una vez que el Banco Central emita la regulación correspondiente.
“Creemos que las coberturas aminoran los riesgos de exportar o importar”, aseguró González.
Los intermediarios financieros reclaman que la regulación actual no ha permitido el desarrollo de un instrumento de coberturas práctico y aplicable a la realidad nacional, que permita a quien lo desee, cubrirse de la volatilidad cambiaria.
También existe una falta de incentivos por parte de los bancos hacia los sectores involucrados, de modo que estos conozcan las bondades de los instrumentos, dijo Gina Ampiée, gerente de INS Valores.


Angélica Zamora
[email protected]
Juan Pablo Arias
[email protected]