Enviar
Proteger, sin sobreproteger

El especialista William Chinchilla (*) señala que los inversionistas están protegidos por la ley, pero tienen que ser conscientes de que la responsabilidad de la inversión es suya y de nadie más.


¿Qué protección tiene un inversionista cuando acude a un fondo de inversión?
-Está muy protegido, pues es “el alma de la industria”. Sin inversionistas no hay industria de fondos de inversión.
Hay una razón fundamental para eso, y es que existe un principio de protección al inversionista que se procura que aparezca no solamente en la ley, sino en los reglamentos de cada instrumento, se desarrolla en estos y en forma especial es citado en los fondos porque son la “razón de existir de la industria” y del mercado en general.
Sin embargo, es fundamental que se comprenda que todo esto es una autopista que contiene derechos, pero también obligaciones para el inversionista, pues la idea de la ley es protegerlo, no “sobreprotegerlo” porque eso puede ir en contra de la sobrevivencia de la industria.

¿A qué instancias puede acudir en nuestro país?
Puede presentar la denuncia a la Superintendencia General de Valores (Sugeval), ya sea en forma presencial, por escrito o en su página en Internet.
Pero también se pueden ejercer las cláusulas arbitrales que en la gran mayoría de los contratos de inversión están incorporadas. Esta es una instancia que no se ha usado y el inversionista debiera evaluarla, porque Sugeval no puede obligar a devolver dineros o pagar daños y perjuicios.
Esta instancia puede ser más eficiente que ir a los tribunales de justicia, que implica un proceso lento y el desconocimiento profundo de los jueces de materias tan especializadas como el mercado de valores.

¿Si sufre un problema con un fondo que está inscrito en el extranjero, qué puede hacer?
Si el fondo no está inscrito en su país, debe acudir a las instancias legales del país de domicilio del fondo. Por eso el inversionista debe exigir a su asesor todo ese tipo de información para tener claro un accionar en caso de ser necesario. Mi sugerencia es que el inversionista pida información exhaustiva sobre la regulación legal y procedimental en el país de domicilio del fondo.

(*) William Chinchilla es abogado especialista en Derecho Empresarial, Mercados Financieros y de Capitales del Bufete AG-Abogados.



Recuadro: Errores fatales

William Chinchilla comenta siete errores fatales de los inversionistas de fondos de inversión.

1. “No comprenderse como inversionista”; es decir, desconocerse él mismo en sus características y perfil, queriendo abarcar fondos que no le corresponden.

2. “Desconocer que además de derechos, tiene obligaciones”. Por eso es fundamental que previamente a invertir en un fondo, se informe exhaustivamente.

3. “Descontextualizar la confianza como elemento de inversión”. El elemento de confianza es fundamental, pero el inversionista debe preocuparse por darles seguimiento a sus inversiones.

4. “Acumular información sin ponerle atención”. La pereza de leer la información que se le envía, puede ser su peor enemigo.

5. “Dejarse llevar por las emociones”. Esto provoca que ante eventos normales del mercado “piense emocionalmente” y decida salirse del fondo antes de tiempo, realizando pérdidas que pudo haber evitado.

6. “Permitir que rompa la 'comunicación verbal' con su asesor”.

7.- “Hacer el mínimo esfuerzo”, y descargar en el gestor absolutamente todo, hasta sus obligaciones.
Ver comentarios