Enviar
Prospectos de fondos inmobiliarios: a estudiarse con lupa

Servicio, rendimiento y nivel de riesgo son algunos aspectos que se contemplan dentro de los gastos en que debe incurrir el inversionista al entrar a estos fondos

Betzi Villalobos
[email protected]

Los fondos inmobiliarios se han caracterizado por ser el instrumento estrella de la industria de fondos, pues han sido los más demandados por los inversionistas, y son cada vez más las sociedades de fondos (Safi) las que incursionan en esta figura.
No obstante, algunos inversionistas se han quejado de las altas comisiones que las sociedades cobran por la administración de los activos, alegando que en muchos casos la Safi transfiere parte de los gastos a sus clientes.
Sin embargo, para las Safi no es tan simple determinar si los costos son elevados o no. La receta radica en estudiar muy bien qué que está ofreciendo el fondo, el riesgo que se debe asumir y el rendimiento que obtiene el cliente.
Esto hace que el inversionista deba escudriñar muy bien los prospectos antes de participar en los fondos inmobiliarios, con el objetivo de obtener de este lo que realmente busca.
“En general el nivel de comisiones es muy alto en el país, si lo comparamos con comisiones a nivel internacional en este tipo de fondos. Además, considero que el servicio no compensa el gasto que se cobra al inversionista”, dijo Eddy Velásquez, gerente de CFS Asesores de Inversión.
Para las Safi, es claro que las comisiones van a variar dependiendo del tipo de fondo; el problema es que muchos inversionistas no estudian bien lo que el instrumento está ofreciendo, lo que genera confusiones.
“Definir si un fondo cobra mucho o poco es muy relativo, porque puede ser que una sociedad cobre un 7% de comisión y usted me diga que son unos ladrones, pero si yo le digo que ese fondo hace que los inversionistas se lleven un 12% de rendimiento, con un nivel de riesgo muy bajo, entonces usted me va a decir que ahí cambian las cosas”, comentó Antonio Pérez, gerente de Multifondos.
Otro aspecto que defienden las Safi es el servicio diferenciado y la calidad de información que ofrecen a sus clientes con el objeto de que conozcan mejor el mercado y puedan tomar buenas decisiones de inversión.
“Las comisiones reflejan la calidad del producto. En nuestro caso hay tecnología, investigación, expertos en todos los niveles, abogados revisando contratos, gente cobrando alquileres, un comité de inversiones, para asegurar aún más objetividad en las decisiones”, dijo Danilo Montero, gerente de Interbolsa.
“Hablar puede ser muy fácil, pero hacer y manejar bien fondos inmobiliarios, para ser el más grande, no se hace con comisiones que no alcancen. Cuanto más bajas sean, menor será la capacidad para contratar todos los servicios necesarios para dar la calidad que el cliente espera”, agregó Montero.
Es importante que el inversionista que participa en estos fondos estudie muy bien el mercado, pero sobre todo que determine con claridad lo que buscan en esta alternativa de inversión.
“Es necesario que el cliente sepa cuáles son los gastos que están incluidos en el prospecto de un fondo inmobiliario, porque además de la comisión de administración, existen gastos fijos y variables que son cancelados mensualmente por el fondo”, dijo Alejandro Centeno, de Popular Safi.
En esta cartera de inmuebles se requiere un tratamiento especial, si se compara con otros fondos, cada inquilino paga la mayoría de los gastos como de mantenimiento, pero otros gastos, como seguros, valoraciones externas, comisiones de colocación, entre otros, están a cargo del fondo.
“Es importante recordar que el fondo inmobiliario mantiene un patrimonio independiente al de la Safi, por lo tanto, el mantenimiento y las reparaciones que se realicen en los activos inmobiliarios, representan un beneficio propio para los inversionistas, porque ayudan a mantener el valor del inmueble”, explicó Alvaro Camacho, gerente de BCR Safi.
Ver comentarios