Enviar
Centroamericanos podrían reclamar mayor integración a cambio de más tiempo para discusión del Cafta
Prórroga podría acarrear costo político

• Nicaragua mantiene agenda de temas pendientes que podría sacar a relucir durante negociaciones

• Temas aduaneros y pertinentes al Acuerdo de Asociación con Europa podrían entrar en discusión a cambio de apoyo

Carlos Jesús Mora
[email protected]

Las negociaciones del Poder Ejecutivo para alcanzar que el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (Cafta) entre en vigencia junto con sus leyes de implementación, no se limitarían a discusiones con los grupos políticos del país, sino también con el resto de Centroamérica.
En caso de que Costa Rica deba solicitar una ampliación del plazo después del 29 de febrero, para que se apruebe la agenda paralela en el Congreso, el resto de los países centroamericanos podrían demandar que Costa Rica ceda en algunos puntos en los que hasta el momento se ha mostrado renuente.
Echando un vitazo a la coyuntura actual de la región, expertos en materia de política exterior, consultados por LA REPUBLICA, vaticinan que las posibles exigencias de la región a cambio de su apoyo para la prórroga podrían estar orientadas a solicitar una mayor integración de Costa Rica en asuntos e instituciones que tienen en común el resto de países del istmo.
De igual forma, la región reclamaría el apoyo o la aprobación en temas de mayor flexibilización aduanera y de apertura en el marco de las negociaciones del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea.
“El apoyo no será gratis, a nivel político está muy claro que cuando se quiere conseguir algo, siempre hay que ceder. Hasta el momento el Gobierno ha mostrado ser sumamente hábil para negociar; en esta ocasión se tendrá que volver a poner a prueba, pero con el resto de países centroamericanos”, dijo Elma Bejarano, politóloga y experta en política exterior.
Los países de la región han solicitado a Costa Rica reiteradamente una participación más activa en el proceso de integración, demandando su inclusión en instancias como la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ) y el Parlamento Centroamericano (Parlacen), dependencias que tanto esta administración como las anteriores han considerado onerosas e inútiles.
Entre tanto, en el marco del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, a pesar de que hasta el momento solo se ha efectuado una ronda de negociación, ya se han visto discrepancias entre Costa Rica
y el resto de centroamericanos.
El país es partidario de que la cooperación que Europa brinde a la región se cristalice en su mayor parte mediante becas y cooperación técnica, mientras que los demás países reclaman una mayor contribución monetaria.
“Apenas
estamos en la parte inicial de las negociaciones, pero se sabe de antemano que en temas comerciales hay distintos intereses, en los cuales Costa Rica tendría que comprometerse a avalar para lograr un apoyo del istmo para la prórroga”, consideró Carlos Montalbán, analista.
Hasta el momento, el Ejecutivo ha negado que haya iniciado acercamientos con algún país de la región para abordar la solicitud de prórroga, esperanzado en que la agenda del Cafta se apruebe en su totalidad en las próximas semanas.
El presidente Oscar Arias ha reconocido que la solicitud tendría un elevado costo político para el país, aunque las autoridades gubernamentales sostienen que no cederán a aspectos contrarios a la idiosincrasia costarricense.
“Nuestro Gobierno no va a aceptar ningún tipo de condicionamiento que vaya contrario a nuestro ordenamiento jurídico o voluntad popular”, dijo Bruno Stagno, canciller de la República.
Ver comentarios