Foto 1
Enviar

Empieza un nuevo año y el objetivo para sus finanzas debe ser de crecimiento y aprendizaje. Así que inicie con un propósito de engordar sus finanzas, para que de una vez por todas tenga siempre dinero en sus cuentas y mucha independencia en lo que a su economía se refiere.
Pensemos que usted no tiene ningún tipo de ahorro. Lo primero que debe hacer en este enero es contratar un ahorro automático con la entidad financiera de su confianza.
Todas lo tienen, por lo cual no hay excusas, ya que hasta por la página transaccional lo puede realizar.
Incluso una buena fórmula es que ese ahorro se lo carguen a la tarjeta de crédito, así tendrá más responsabilidad para pagarlo todos los meses, solo que aquí se estaría pagando primero usted.
Piense en un ahorro a seis meses, el primer semestre del año, que tal unos ¢80 mil al mes, “no están pegados del techo” —como dicen— la verdad es que gastamos en muchas ocasiones este dinero en cosas innecesarias o en puro entretenimiento. ¡Vamos que sí se puede!
Además, hay buenas noticias para invertir en 2016, aunque en este momento las tasas en colones están cayendo, la inflación es baja, así que la ganancia real es prácticamente la que le ofrecen.
Por otro lado, sin un plan B para financiar el déficit, el Gobierno deberá presionar algo el mercado local, por lo que la tasa de interés tenderá a subir, si esto sucede, significa más dinero para sus inversiones.
Aun cuando la tónica es que la inflación suba un poco, ya que no será de cero como en 2015, pero tampoco se espera más que 2% en el indicador de precios.
Por esto, a ese dinero que ahorró los primeros seis meses del año será momento de ganarle más, entonces busque un certificado de depósito a plazo por ahí de julio.
Los puede encontrar digitales en la misma página donde contrató el ahorro.
En su cuenta tienen que haber ¢480 mil, súmeles ¢20 mil más y ahora conviértase en un inversionista. A seis meses le pueden estar dando incluso más del 7% anual por sus ¢500 mil.
Por otro lado, esto no quiere decir que dejará el ahorro extraordinario, ahora ahorrará y tendrá la inversión.
La idea es que para cierre de 2016 usted ya tenga ¢1 millón o más.
Como ya aprendió, en 2017 se convertirá en un mejor ahorrador y cambiará un simple certificado por tener su dinero en fondos de inversión que le pueden ayudar a hacer un mejor efecto multiplicador.

201601031942440.rec15.jpg

Ver comentarios