Enviar
Propiedades vecinas a carretera San José-Caldera disparan su precio
Valor de terrenos aledaños a la obra, que será inaugurada el próximo miércoles, ha subido hasta en un 60% desde que se retomó la construcción de las obras hace dos años

Juan Pablo Arias
[email protected]

Si bien aún no existe infraestructura de servicios ni desarrollos residenciales consolidados a lo largo de la carretera San José-Caldera, los precios de los terrenos vecinos a esta vía han aumentado en un rango de entre un 40% y un 60%, en comparación con el valor reportado a inicio de las obras actuales —hace dos años—-.
Pese a lo abultado de la cifra, el precio de estas propiedades podría crecer aún más en los próximos 24 meses, periodo en el que la carretera estará en total funcionamiento, considerando las obras de intersecciones. No obstante, a partir del próximo miércoles se habilitará el troncal principal que le permitirá llegar desde la capital hasta Caldera en una hora.
“Veremos otro tipo de complejos como Parques Industriales y Zonas Francas que necesitan exportar por puerto Caldera. En los últimos años la zona de El Coyol de Alajuela, la cual conectará con la vía a Caldera, se ha posicionado como el nuevo foco industrial y logístico del país”, explicó Ignacio Esquivel, analista de la firma de asesoría inmobiliaria Colliers International.
De acuerdo con los planes reguladores, los usos del suelo permiten desarrollo habitacional, industrial y comercial en la zona, aunque depende del área específica en que se desee construir.
Asimismo, para cada una de las zonas cercanas a la carretera existen factores que influyen sobre el valor en que se cotizan las propiedades. Por ejemplo, los lotes con acceso a la carretera por medio de calles marginales podrían tener mayor atractivo.
“Algunas propiedades sobre la carretera no tienen acceso directo a la vía, lo cual afecta el precio ya que no son tan atractivas como pueden ser otras. La ausencia de un acceso por medio de calle marginal también afecta dicha plusvalía”, acotó Álvaro Ortiz, asesor de bienes raíces en la zona.
En la actualidad, las obras con mayor auge en el área observada corresponden a predios de contenedores, bodegas de almacenamiento y centros de distribución.
Esto impulsado por el avance de los parques industriales como Coyol FZBP y Propark, ha atraído a empresas multinacionales, principalmente del sector de manufactura de dispositivos médicos.
Ambos parques concentran más de 100 mil metros cuadrados construidos, con una desocupación nula y precios que están por encima del promedio del mercado. Adicionalmente, se construyen 30 mil metros cuadrados, con expectativas de que esta cifra se duplique durante los próximos seis a 12 meses.
Además, los corredores de bienes raíces de la zona aseguran que existen planes para el desarrollo de pequeñas plazas comerciales de paso, que incorporarían gasolineras, mini supermercados, farmacias y restaurantes, considerando todo el trayecto entre San José y Caldera.
“Hay que tomar en cuenta que una regla de la industria inmobiliaria indica que los precios por metro cuadrado de propiedades pequeñas serán mas altos que los de propiedades más grandes, a pesar que estén en el mismo lugar”, agregó Ortiz.
En lo que respecta a la actividad nacional de bienes raíces, Colliers considera que las expectativas son positivas para el mercado de Oficinas, Industria y Comercio, las cuales son su especialidad.
Datos de la firma muestran que a partir del segundo semestre de 2009, en el sector industrial y de oficinas algunas empresas extranjeras tomaron la decisión de trasladar o expandir sus operaciones existentes, en busca de la disminución de costos.
Esto ha ocasionado que los niveles de disponibilidad cayeran desde cifras mayores al 10%, a niveles del 5%.
De acuerdo con la demanda, las proyecciones para este año pronostican que habrá un faltante de oferta en el segundo semestre.
En el mercado comercial, el mayor desempleo y la falta de financiamiento para el consumidor, la industria sigue mostrando altos niveles de ocupación y una estabilización en los precios.
“No se esperan fuertes desarrollos comerciales para este año, por lo que posiblemente veremos la tasa de disponibilidad cercana a un 0% y los precios con una tendencia al alza”, manifestó Aris Stamatiadis gerente regional de Colliers.




Ver comentarios