Enviar
Promulgan ley contra lavado de dinero en México

México, 16 oct (EFE).- El presidente de México, Felipe Calderón, promulgó hoy una nueva ley en materia de lavado de dinero para poner cerco a los $12 mil a $14 mil millones que, según cálculos del Legislativo, se movilizan cada año ilícitamente en el país.

La nueva ley "adopta los criterios internacionales más avanzados en el mundo en materia de lavado de dinero", dijo Calderón, quien hizo votos para que "estos esfuerzos" se mantengan.

En una ceremonia en la residencia presidencial, Calderón, que concluirá su mandato en diciembre, consideró "indispensable combatir a la industria del crimen, particularmente del crimen organizado trasnacional, justo en el corazón de sus actividades: en el flujo de dinero que le da poder para corromper autoridades, para intimidar a los ciudadanos y para expandir sus actividades ilícitas".

La Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita permitirá hacerlo mediante varios mecanismos nuevos, como una unidad especial para perseguir el lavado de dinero que estará a cargo de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (Siedo) de la Fiscalía federal, agregó.

Además, la norma establece una limitación a las transacciones en efectivo y a las vinculadas a juegos de apuestas, concursos o sorteos, así como a la emisión o comercialización de tarjetas de servicios o de crédito no bancarias y cheques de viaje.

La ley también prohíbe transacciones en efectivo en determinadas operaciones inmobiliarias con un valor superior a un millón de pesos mexicanos (unos $77.519) o en la compraventa de vehículos que superen los 200.000 pesos ($15.504).

En el caso de las joyas, metales preciosos, relojes, piedras preciosas y obras de arte, se restringen los pagos en efectivo cuando alcancen un valor superior a 300.000 pesos (unos $23.256).

Calderón subrayó que durante su mandato México "ha librado una lucha sin precedentes en favor de la legalidad, la justicia y las libertades" de la que forma parte la normativa.

"El Gobierno ha actuado con firmeza porque es su deber, ha actuado al margen de todo cálculo político y de cualquier visión o interés de corto plazo", señaló.

Dijo que cuando llegó a la Presidencia, en diciembre de 2006, había un "deterioro sistémico" que se ha revertido a la par que se impulsaba una transformación institucional.

Por su parte, el secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade, resaltó que con la ley contra el lavado de dinero México mejorará "la posición en la certificación internacional con el Grupo Acción Financiera".

La ley se promulga pocos meses después de que un informe del Senado estadounidense determinara que en 2007 y 2008 la filial mexicana del grupo HSBC introdujo $7 mil millones en efectivo en el sistema financiero de ese país sin tener en cuenta su procedencia o las características de las transacciones.

En México, las autoridades impusieron a HSBC multas por 379 millones de pesos ($27,6 millones) por informar tardíamente de casi 2.000 operaciones inusuales, la omisión de otras 39, presuntamente relacionadas con el lavado de dinero, y por una faltas administrativas detectadas entre 2007 y 2008.

Agencia EFE
Ver comentarios