Enviar
Programas de compra de saldos obligan a leer entre líneas

El desconocimiento de lo que realmente está ofreciendo el esquema podría generar un perjuicio al deudor


Betzi Villalobos
[email protected]


Acomodar todas las deudas en una sola cuenta puede ser de gran ayuda para aquellos a quienes se les pasó la mano en el uso de sus tarjetas de crédito y actualmente tienen cuentas pendientes con varias entidades bancarias.
No obstante, un estudio inadecuado de las alternativas de compras de saldos que se ofrecen en el mercado podría generar que el deudor en lugar de mejorar su situación financiera la empeore.
Actualmente, las entidades bancarias están ofreciendo promociones y servicios adicionales a aquellas personas que decidan reunir en un mismo banco todos los saldos que tiene en otras entidades.
Así por ejemplo, HSBC actualmente ofrece en su programa de compra de saldos una promoción de 0% de interés durante los primeros seis meses, mientras que otras entidades, como Banco Popular, ofrecen una tasa menor para sus clientes afiliados al programa preferencial (ver recuadro).
Además de las promociones, las tasas varían de una entidad bancaria a otra, obligando a estudiar muy bien lo que se ofrece en el mercado.
“Hay que leer entre líneas la publicidad para no dejarse llevar por el primer impulso. Yo aconsejo a los clientes ver cómo funciona el esquema que le ofrecen, estudiar que no tengan comisiones escondidas con nombres como administración de cuenta, o cobro por pronto pago”, afirmó Adriana Gentillini, jefa de la Unidad de Tarjetas de Bancrédito.
Es importante además estudiar cada detalle y que el cliente consulte acerca de los nombres o conceptos que no comprende.
“Mi principal sugerencia es asesorarse bien antes de decidir cuál banco le ofrece la mejor opción. Algunos aspectos a estudiar son el nivel de las tasas de interés, si es fija o variable, el rango dentro del que se puede mover la tasa, el plazo, la moneda, las comisiones, las garantías exigidas y la capacidad de pago del deudor”, afirmó el economista Alberto Franco.
Es importante que el deudor conozca que el sistema de compra de saldos le va a ser de ayuda siempre que el plazo y las tasas de interés sean más favorables que los que tiene actualmente.
“Se debe tomar en cuenta que el monto del préstamo se incrementa por los gastos administrativos, además de que hay una consolidación del principal que define las cuotas mensuales. Esto último debe compararse con el ingreso neto del deudor para evaluar el impacto real en sus finanzas”, aconsejó el economista Juan Carlos Pérez.
Adicionalmente, es necesario que las nuevas condiciones le permitan al cliente mejorar sus finanzas y le enseñen a tener la precaución necesaria de no sobreendeudarse más allá de su capacidad, porque de lo contrario estará en una situación igual en el corto o mediano plazo.









Ver comentarios