Logo La República

Domingo, 14 de abril de 2024



FORO DE LECTORES


Profesionales 4.0: Descubre el Poder de Hacerlo Personal

Álvaro Rojas alvaro.rojas@costaricacc.com | Jueves 14 marzo, 2024


Álvaro Rojas


Dentro del mundo empresarial y en la vida en general existe un consejo que, a pesar de estar impregnado de las mejores intenciones, paradójicamente, podría desviarnos de un camino de verdadera transformación. Este consejo es el aparentemente inofensivo "no te lo tomes personal". Sin embargo, una mirada más profunda revela que aquellos individuos que eligen internalizar sus desafíos, aprovechar cada oportunidad, profundizar en sus interacciones, celebrar sus éxitos y aprender de sus fracasos con una perspectiva personal, tienden a desbloquear una fuerza interna inigualable en comparación con aquellos que se mantienen a flote en las aguas poco profundas de lo "no personal".

Tomarse las cosas de manera personal, en el sentido más elevado y constructivo de la expresión, significa trascender la superficialidad y llevar las cuestiones de importancia a un nivel de reflexión y energía que tiene el poder de transformar, es decir si puedes hacerlo personal, es personal. Comienza contigo, la cual es una invitación a sumergirse completamente en la esencia de nuestros proyectos, metas y relaciones, impregnándolos con nuestra identidad, valores y pasión. Esta aproximación personal a la vida y al trabajo no solo fomenta un compromiso más profundo y una mayor dedicación, sino que también actúa como catalizador para el crecimiento personal y profesional. Al tomar personalmente nuestros retos y triunfos, nos permitimos una conexión más auténtica con nuestras ambiciones y un compromiso más sincero con nuestra visión, lo que, a su vez, se traduce en una mayor resiliencia, satisfacción y éxito a largo plazo.

Adoptar una perspectiva personal hacia nuestras aspiraciones y obstáculos nos equipa con una lente única a través de la cual podemos ver el mundo y nuestro lugar en él. Esta perspectiva nos habilita para extraer lecciones valiosas de cada experiencia, buenas o malas, y nos impulsa a perseguir nuestras metas con una determinación inquebrantable. En última instancia, la decisión de tomar las cosas personalmente es la decisión de vivir y trabajar con propósito, con pasión y, lo más importante, con una autenticidad que nos distingue de manera significativa de aquellos que optan por permanecer en la periferia de lo "no personal".

El éxito, más allá de ser un destino, es un viaje marcado por un proceso de desarrollo continuo y sacrificios conscientes. Este proceso no se limita a la mera consecución de metas, sino que implica una evolución personal y profesional incesante. Como afirmó el célebre autor James Clear en su obra Atomic Habits, "No te levantas un día siendo una nueva persona. Son tus hábitos y decisiones diarias las que forjan el camino hacia el éxito". En este contexto, el compromiso personal se erige en el primer paso indispensable hacia la transformación. La disposición a embarcarse en este viaje, aceptando los sacrificios que conlleva, determina en gran medida la capacidad de un individuo para alcanzar sus objetivos.

El sacrificio va a tener que convertirse en tu compañero y ya no tu enemigo; el concepto de sacrificio, a menudo malinterpretado como una pérdida, es en realidad un intercambio valioso donde lo bueno se pospone en favor de lo mejor. La voluntad de renunciar a lo inmediato y cómodo por algo mucho más significativo es lo que distingue a los verdaderamente exitosos. Estudios realizados por psicólogos como Angela Duckworth destacan la grit (perseverancia y pasión por objetivos a largo plazo) como un predictor clave del éxito. En su trabajo, Duckworth ilustra cómo la capacidad para mantenerse enfocado en metas a largo plazo, sacrificando gratificaciones inmediatas, es fundamental para lograr un rendimiento excepcional.

Los obstáculos y desafíos son, paradójicamente, el terreno fértil en el que crecen la fuerza y la resiliencia. Los mayores retos suelen ser internos, arraigados en nuestras propias limitaciones y miedos. Superar estos obstáculos exige una introspección profunda y una dedicación firme a nuestros ideales. Como señala Simon Sinek, autor de Start With Why, comprender y mantenerse fiel al propósito personal es lo que permite a individuos y organizaciones superar las adversidades más desafiantes.

Cuando haces algo personal, lo que haces a puerta cerrada importa, por ejemplo: La autenticidad y la integridad, aunque a menudo invisibles a los ojos del público, son los verdaderos pilares sobre los cuales se sostiene cualquier éxito duradero. La coherencia entre lo que uno es en privado y lo que proyecta en público constituye la esencia de la verdadera grandeza. En este sentido, la gestión de la imagen personal y profesional no se trata de construir una fachada, sino de ser genuinamente fiel a uno mismo, tanto en las acciones visibles como en las que permanecen ocultas.

La resiliencia y la fe en uno mismo surgen como factores cruciales en la superación de adversidades. Creer en las propias capacidades y en el valor intrínseco de nuestros sueños es esencial para navegar por las tormentas de la duda y la incertidumbre. Esta confianza interna, alimentada por una visión clara y un compromiso inquebrantable, es lo que permite a individuos perseverar donde otros desisten y decir: vamos a hacerlo, aunque esté confundido, haga frío y parezca loco, esa es la diferencie entre contribuir o comprometerte con tus sueños.

La influencia y el legado se presentan como las dimensiones trascendentales del éxito. No se trata únicamente de alcanzar metas personales, sino de impactar positivamente en la vida de otros y contribuir a un legado duradero. En palabras de Peter Drucker, el padre de la administración moderna, "La mejor manera de predecir el futuro es creándolo". La verdadera medida del éxito, entonces, radica en la capacidad de dejar una huella que perdure y beneficie a las generaciones futuras.

Y por favor, no le hagan caso a los muchos “motivadores” que venden formular del éxito, ya que este es multifacético, impregnado de compromisos personales, sacrificios conscientes, superación de obstáculos internos, autenticidad inquebrantable, resiliencia frente a la adversidad, e influencia y legado duraderos.

En este camino, cada paso, cada elección, cada sacrificio, se convierte en un testimonio de la travesía individual hacia la grandeza. En este entorno dinámico y desafiante de la era moderna, donde el liderazgo y la innovación son más cruciales que nunca, adoptar estos principios no solo es deseable, sino esencial para aquellos que buscan dejar una marca indeleble en el tejido de nuestra sociedad descubriendo el poder de hacer las cosas a título personal.







© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.