Enviar
Productores reclaman registro de nuevos agroquímicos

Israel Aragón
[email protected]

El sector agrícola nacional se considera en desventaja con respecto a sus competidores latinoamericanos, por no poder aprovechar igual que ellos la tecnología desarrollada en materia de agroquímicos.
Mientras el resto de los países centroamericanos aprovechan los últimos químicos desarrollados para acabar con los diferentes tipos de plagas y enfermedades que atacan los cultivos, los costarricenses deben utilizar los aprobados por el Gobierno antes de 2004.
De ese año data el último agroquímico que registró el Servicio Fitosanitario del Estado, del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), debido a un señalamiento de irregularidades hecho por la Contraloría General de la República.
“La Contraloría pidió (en 2004) una serie de mejoras al MAG que no se hicieron, pero que podrían hacerse, así que decidió que el Servicio Fitosanitario no registrara más agroquímicos”, dijo Carlos Hidalgo, presidente de la Cámara de Agricultores.
Hidalgo explicó que existe una presa de más de 430 productos que ya se comercializan en el mercado internacional pero que los agricultores nacionales no pueden utilizar porque aún no se han registrado.
“No pedimos que se aprueben todos, pues no se puede registrar algo que después va a afectar la salud de las personas, pero sí que se estudien para ver cuáles se van a aprobar, y así tener más opciones de productos para utilizar”, agregó Hidalgo.
Al respecto se intentó contactar a Gabriela Zúñiga, recientemente nombrada como encargada del Servicio Fitosanitario del Estado, pero su secretaria indicó que se encontraba ocupada y al cierre de edición no había respondido las llamadas.
Martín Zúñiga, consultor internacional en seguridad alimentaria, explicó que la situación resta competitividad a los productores nacionales, debido a que los nuevos agroquímicos mejoran la eficiencia de la producción y reducen los costos.
“Cuando un mercado cuenta con productos novedosos es de esperar que disminuyan los costos debido a que los efectos del agroquímico permiten que la aplicación sea más efectiva y por consiguiente no deba ser repetitiva”, dijo.
Además, si con el Plan Nacional de Alimentos lo que el país pretende es aumentar la producción, será necesario utilizar todas las ventajas que ofrece la tecnología, pues solo así se puede mejorar la eficiencia de la producción, agregó Zúñiga.
De cara al Acuerdo de Asociación con la Unión Europea la desventaja podría volverse muy considerable.
Ver comentarios