Enviar
Efectividad del periodo 2007-2008 fue la más baja para una segunda legislatura desde 1990
Productividad legislativa se desploma

• Los proyectos calificados como prioritarios son los que más cuesta aprobar, asegura 14° Informe Estado de la Nación
• Uso excesivo de la palabra y conformación del quórum para sesionar y votar están en el centro de la crítica

Eduardo Baldares
[email protected]

Al periodo 2007-2008 lo caracterizó una baja productividad legislativa, en la que un buen número de las leyes aprobadas no correspondió a las más requeridas, mientras que muchas de las más urgentes continuaron pendientes de aprobación.
Si bien en cuanto al tiempo promedio para aprobar una ley se experimentó una mejoría del 20% con respecto al periodo anterior, todavía hay cambios institucionales que “resultan imprescindibles”, de acuerdo con el último Informe Estado de la Nación.
La velocidad promedio no es necesariamente sinónimo de calidad. Por ejemplo, las reformas a las diferentes leyes relacionadas con el combate a la delincuencia fueron postergadas, a pesar de su carácter prioritario.
“El Ejecutivo ha hecho lo que ha podido, pero en la Asamblea Legislativa no hemos aprobado todas las reformas y es una deuda que tenemos”, reconoció Mayi Antillón, diputada liberacionista.
Estos fueron los siete lunares que resaltan en el análisis q
ue elaboró el Estado de la Nación sobre el accionar del Congreso.

1
Excesivo uso de la palabra
Despilfarro de tiempo en tres momentos claves: discusión general por el fondo, discusión particular y razonamiento de voto. El tiempo que algunos diputados se demoran es excesivo y termina por retrasar las decisiones.

2
Repetición innecesaria de actos
La normativa permite reconsiderar asuntos previamente votados, reiterar mociones de fondo desechadas en comisión y hasta votadas en el Plenario. Ningún país de los estudiados deja tan abiertos los portillos.

3
Quórum para sesionar
Constitucionalmente se exige la presencia de dos tercios de los miembros como requisito para mantener la continuidad de las sesiones y también en el momento de las votaciones, aun cuando estas solo requieran mayoría absoluta.

4
Insuficiencia de alianzas

Por primera vez en varias décadas, el Ejecutivo constituyó una alianza multipartidaria, mas no logró traducirla en productividad. La agenda de implementación del Cafta ha tardado más de un año en aprobarse mientras otros proyectos urgentes esperan turno.

5
Entrabamiento de lo prioritario
De las iniciativas consideradas como prioritarias según la agenda de los medios de comunicación, solo 12 fueron aprobadas. Esto significa que un 77% no se tramitó durante el periodo en estudio.

6
Superávit de lo secundario
Si se entresacan de las leyes aprobadas solo las que podrían afectar el statu quo, que fueron 20 en total, un 40% no pertenece a los proyectos claves del Plan Nacional de Desarrollo.

7
Baja producción legislativa
En la legislatura 2007-2008 se aprobó un total de 49 leyes, incluidos los proyectos de procedimiento legal y ceremonial que no afectan el statu quo. Es la segunda producción más baja para una segunda legislatura en las últimas cuatro administraciones.
Ver comentarios