Enviar
Consejo de Producción y diputados no descartan mejorar créditos a grandes deudores
Producción insiste en beneficiar a empresarios infiltrados
Productores gozarían de una condonación, si sufrieron un imprevisto climático o de mercado

Pese a que se frenó la condonación de deudas de los programas de Reconversión Productiva y del Fideicomiso Agropecuario (Fidagro), debido a que había empresarios con alto poder adquisitivo en la lista, estos siempre podrían resultar beneficiados.
El Consejo Nacional de la Producción (CNP) no descarta que algunos “infiltrados” disfruten de una readecuación de sus deudas. Es decir, que les flexibilicen las condiciones de pago o bien que no terminen de cancelar el monto que adeudan.
Esto en razón de que esta entidad si bien no está de acuerdo con la condonación, sí con una reestructuración del proyecto de ley, que permita recolectar los más de ¢15 mil millones que se iban a perdonar, sin importar los plazos de pago.
“Lo que estamos proponiendo es una reestructuración y una adecuación de las deudas, pero podrá haber excepciones por un desastre natural. En el texto dice preferiblemente a medianos y pequeños, no es la intención que los grandes se beneficien, pero podría existir”, dijo Carlos Manuel Vicente, presidente ejecutivo del CNP.
De igual forma, la Comisión de Asuntos Agropecuarios cuenta con un texto sustitutivo para corregir las anomalías encontradas en el proyecto de ley que había presentado Mayi Antillón, legisladora de Liberación Nacional (PLN) y actual ministra de Comunicación, y que contó con el apoyo de sus compañeros de fracción.
En esta se pretende que solo se condonen las deudas de Fidagro que no sobrepasen los ¢6 millones y las de Reconversión productora que tengan como monto máximo los ¢10 millones.
Además, que comprueben que debido a un desastre natural o por condiciones del mercado, el financiamiento dado no haya dejado resultados y por ende no pueden pagar el dinero prestado.
La elección de los productores que gozarán del perdón de sus deudas quedará en manos de una Comisión Técnica que con base en parámetros previamente establecidos los definirá, según el texto sustitutivo que será analizado por los legisladores en los próximos días.
Esta propuesta fue presentada por el verdiblanco Salvador Quirós y cuenta con la participación de las demás fracciones. No obstante, Quirós no descarta una readecuación de las deudas.
Si bien ya se están barajando opciones para darle vida a este proyecto de ley que se frenó cuando se iba a votar en segundo debate, aún la junta directiva del CNP no ha dado explicaciones sobre los errores cometidos.
En la Comisión de Asuntos Agropecuarios ayer los jerarcas de esta entidad pretendían hablar sobre los cuestionamientos, pero no hubo tiempo y deberán presentarse nuevamente el próximo miércoles.
No obstante, los directivos del CNP señalaron que la responsabilidad no es solo de esta entidad, sino también de los gobiernos que han estado en el poder desde 1998, cuando el Consejo comenzó a administrar los fondos de Reconversión Productiva.
“Para algunos altos jerarcas de las administraciones públicas, incluyendo diputados, Reconversión Productiva resultó ser la caja chica para promover proyectos con un fuerte componente populista”, dijo Carlos Solís, directivo del CNP.
Los cuestionamientos en torno a esta institución surgieron luego de que LA REPUBLICA publicara que en la condonación de deudas que la Asamblea Legislativa iba a aprobar en segundo debate, se encontraban ex jerarcas de entidades financieras y hoteleros.

Natasha Cambronero
[email protected]
Ver comentarios