Enviar
Sector portuario, exportadores y agricultores sufren los estragos de los continuos aguaceros en la Región Atlántica
Producción azotada por temporal


Natasha Cambronero
[email protected]

El fuerte temporal que está azotando a la Región Atlántica desde el sábado pasado, está dejando grandes pérdidas a diferentes sectores productivos del país.
Pese a que desde el lunes en la noche las lluvias han disminuido, los estragos por inundaciones y vías cerradas son cuantiosos.
Uno de los sectores que se han visto más afectado por el temporal ha sido el agrícola, en el cual se estima que las pérdidas sobrepasan las 7.500 hectáreas; principalmente por cultivos de arroz, maíz, plantas ornamentales, plátano y banano.
“De momento las regiones de Sixaola y Matina han sido las más afectadas por el temporal, en Guápiles se han perdido 1.500 hectáreas de arroz y toda la producción de plátano corre el mismo riesgo (6 mil hectáreas), de las demás zonas todavía no se han podido cuantificar los daños porque no hay paso por la carretera”, dijo Eduardo Artavia, director de la Región Atlántica del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).
Igualmente, los cultivos de maíz, plantas ornamentales y banano no se pudieron librar de los efectos; no obstante, todavía no sabe la magnitud de los daños debido al cierre de al menos nueve carreteras.
Sin embargo, los estragos ocasionados al sector agrícola fueron más allá de las fronteras, ya que algunos productores se vieron obligados a suspender una exportación de banano y piña.
Tal fue el caso de la empresa Platanera Río Sixaola, que debido al cierre de las vías no ha podido llegar a Moín para embarcar cerca de 9 mil cajas que iban para Europa.
Al igual que esta compañía, un barco de la naviera Seatrade que debía atracar en Limón el domingo, hasta ayer no había podido arribar debido al mal clima. Su situación se agravó debido a que cerca del 40% de las exportaciones que iban a enviar a través de él se perdió por la lluvia.
“El servicio que va directo a Holanda y Alemania no ha podido atracar, este retraso está afectando a los compradores en Europa y a los productores en el país, ya que muchos de los que nos compr
an espacios en el barco perdieron su cosecha”, aseguró Carlos Montoya, encargado de operaciones de la naviera.
Seatrade estima que las pérdidas pueden ser superiores a $1 millón, pues por lo menos 35 mil cajas de piña y banano no se podrán embarcar.


Ver comentarios