Logo La República

Martes, 20 de noviembre de 2018



NACIONALES


Por segundo año consecutivo agosto inició con mensajes económicos poco alentadores

Problema no termina para Hacienda, debe pagar casi $1.900 millones en próximos cinco meses

Dinámica de la deuda es insostenible, problemas de flujo de caja se aproximan, indican los analistas

Fabio Parreaguirre [email protected] | Lunes 06 agosto, 2018

Roxana Morales, UNA
Posiblemente, Hacienda tendrá que ofrecer mayores tasas en sus títulos para que sean atractivos y se logre recaudar el monto requerido, dijo Roxana Morales, economista de la UNA. Archivo/La República


La dinámica de los vencimientos de la deuda y pagos de cupones es insostenible para Hacienda, el perfil desde agosto a diciembre alcanza los $1.893 millones.

Este monto se supone que está incluido en el presupuesto 2018, pero la pregunta es: ¿Qué pasará si el dinero no alcanza por falta de ingresos ya sea por la recaudación de impuestos o colocación de nueva deuda?

De ser así, Hacienda tendría que solicitar un nuevo presupuesto extraordinario.

Parte de ese dinero se obtendrá con las colocaciones que realice en este segundo semestre del año, aunque no se conoce todavía su estrategia ya que todavía no ha presentado el Plan de Endeudamiento para el cierre de 2018.

Otra opción que baraja Hacienda es un crédito con organismos internacionales, pero estos tienen como condicionante que se apruebe la reforma fiscal.

El problema salió a la luz, luego que la semana pasada Hacienda solicitara un presupuesto extraordinario a la Asamblea Legislativa por ¢600 mil millones para pagar deuda de corto plazo, colocada en el segundo semestre de 2017, es un monto significativo de cerca del 1,7% de la producción nacional.

Es normal que los gobiernos soliciten montos extraordinarios de presupuesto, pero por montos que no representan ni medio punto porcentual del PIB.

Esta situación preocupa porque terminaría impactando el déficit fiscal (posiblemente el "refinanciamiento" de esa deuda sea más caro) y las tasas de interés en el mercado interno. 

Es probable que Hacienda deba ofrecer mayores tasas en sus títulos para que sean atractivos y se logre recaudar el monto requerido; es decir, cada vez se nos hace más caro endeudarnos y más parte del presupuesto del gobierno central se va en pago de intereses de deuda.

La dinámica de la deuda es insostenible, por lo que no tomar medidas de control de gasto (adicionales a las ya puestas en práctica) y de ingresos, puede dejar a Hacienda con problemas en el manejo de su flujo de caja, indican varios analistas.

Este es el segundo año consecutivo en que para inicios de agosto el gobierno da mensajes poco alentadores sobre la economía nacional.

Hace un año, el mismo 1° de agosto, Luis Guillermo Solís anunció que el gobierno afrontaría problemas para pagar sus obligaciones y los servicios esenciales.

El pasado 2 de agosto, fue el presidente Alvarado quien indicó que el principal inconveniente del país es el déficit fiscal y sin poder tapar ese hueco de ¢600 mil millones no podrá pagar salarios.

Nada halagador

El mensaje que da Hacienda no es positivo para el mercado, así lo hacen saber varios especialistas.

Emmanuel Agüero

Análisis Económico

Aldesa

El mensaje que da Hacienda no es positivo para el mercado interno ni a las agencias calificadoras de riesgo. 

La dinámica de la deuda es insostenible, por lo que no tomar medidas de control de gasto (adicionales a las ya puestas en práctica) y de ingresos, puede dejar a Hacienda con problemas en el manejo de su flujo de caja.

Roxana Morales

Economista

UNA

Pedir ¢600 mil millones para pagar deuda de corto plazo, colocada en el segundo semestre de 2017, es un monto significativo: cerca del 1,7% del PIB 2018.

Esta situación preocupa porque terminaría impactando el déficit fiscal (posiblemente el "refinanciamiento" de esa deuda sea más caro) y las tasas de interés en el mercado interno (si la Asamblea Legislativa no autoriza al Ministerio de Hacienda para colocar deuda externa). 

Posiblemente, Hacienda tendrá que ofrecer mayores tasas en sus títulos para que sean atractivos y se logre recaudar el monto requerido; es decir, cada vez se nos hace más caro endeudarnos y más parte del presupuesto del gobierno central se va en pago de intereses de deuda.

Mauricio Hernández

Gerente

Prival Securities

Es natural que los gobiernos presenten presupuestos extraordinarios pues los ingresos o los gastos se desvían de lo previamente estimado. Es normal en una economía dinámica.

El tema que más nos preocupa es que las autoridades declaren que desconocían detalles fundamentales para el manejo del tema fiscal. Es atendible que los máximos jerarcas recién nombrados tengan que habituarse a su nueva condición pero no es así para el resto de la estructura organizacional del gobierno.

Si el tema del nuevo presupuesto extraordinario es una sorpresa para las nuevas autoridades, ¿qué más sorpresas estarán pendientes?

Alberto Franco

Economista

Ecoanálisis

Interpreto el anuncio de Hacienda como otra señal de que la situación fiscal continúa siendo complicada, y que el país debe moverse rápido para encontrar una solución permanente a este importante y complejo reto.

Por “permanente” me refiero a que, la fórmula de soluciones que salga del Congreso debe ser suficiente para reducir significativamente el déficit, y estabilizar la relación deuda a PIB en el mediano y largo plazo.