Probable impulso chino al iPhone haría avanzar a Apple
China es un componente cada vez más importante del negocio de Apple, ya que contribuyó a que la compañía vendiera un récord de 13 millones de iPhones durante el primer fin de semana de sus últimos teléfonos en setiembre. Bloomberg/La República
Enviar

 Las ventas de China de teléfonos inteligentes de Apple, Microsoft y otras compañías fabricantes que no usan el sistema operativo Android crecieron alrededor del 33% en el último trimestre del año pasado, según datos gubernamentales y de analistas, lo que indica fuertes ventas del iPhone en su mayor mercado fuera de Estados Unidos.
Se despacharon unos 24,3 millones de teléfonos inteligentes que no utilizan el software de Google dentro de China entre octubre y diciembre, según datos que proporcionó la Academia China de Investigación en Telecomunicaciones, una dependencia del Ministerio de Industria y Tecnología de la Información.
El total, cuya gran mayoría consistiría en iPhones, se incrementó un tercio respecto de igual periodo del año anterior, dijo MarbridgeConsulting en un correo electrónico.
“Sería una sorpresa”, dijo en un correo electrónico Alberto Moel, un analista de Sanford C. Bernstein en Hong Kong. “Se coincidió en no incorporar una gran explosión de Apple en el cuarto trimestre, de modo que esto se opondría al sentimiento actual de los inversores”.
Las estimaciones de que las ventas del iPhone tienen un desempeño peor al esperado han deprimido las acciones de Apple y sus principales competidores y proveedores, entre ellos Samsung y HonHaiPrecisionIndustry.
Samsung dio a conocer la semana pasada ganancias del cuarto trimestre inferiores a las estimaciones de los analistas, en lo que constituye el último indicio de que el mercado de teléfonos inteligentes pierde fuerza conforme los mercados maduran y la economía china se desacelera.
“En retrospectiva, 2015 fue un año deprimente para el hardware”, dijeron los analistas de HSBC Steven Pelayo y Lionel Lin en un informe del 12 de enero. “La demanda débil derivó en un exceso de oferta en toda la cadena, lo que llevó a una concentración en eliminar los inventarios excesivos durante buena parte del año”.
China es un componente cada vez más importante del negocio de Apple, ya que contribuyó a que la compañía vendiera un récord de 13 millones de iPhones durante el primer fin de semana de sus últimos teléfonos en setiembre.
Apple duplicó sus ingresos procedentes del país, a $12.500 millones, en el trimestre que finalizó en septiembre.
 


 

 

Ver comentarios