Enviar
Martes 29 Mayo, 2012

Prioridades en infraestructura de transporte

El Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), anunció nuevas inversiones en infraestructura vial por $340 millones. Los proyectos contribuirán a reducir el rezago que el país tiene en infraestructura de transporte. De acuerdo con el índice de Competitividad del Foro Económico Mundial, Costa Rica ocupa el puesto 121 de 142 países.
Sin embargo, los proyectos a ejecutar corresponden solamente a obras de vialidad. El país requiere urgentemente inversiones en otras áreas de infraestructura de transporte. Según el PRUGAM, el transporte público es usado por el 54% de la población. El Gobierno aún no define las prioridades, proyectos e inversiones en transporte público para mediano y largo plazo. Actualmente se invierten $6 millones para habilitar el tren a Cartago y se proyecta habilitar el tren a Alajuela en 2013, con un presupuesto de $6 millones.
En resumen, el Estado invertirá $340 millones en proyectos de vialidad durante los próximos años (sin considerar otras obras y mantenimiento de carreteras), e invertirá en transporte público solo $12 millones (3,5% de $340 millones), esto a pesar de que ese transporte atiende al 54% de la población.
Es claro que no existe una proporcionalidad entre las inversiones que se han de realizar y la cantidad de usuarios beneficiados. Además, la falta de transporte público eficiente, incide en que cada día menos personas lo usen, disparando la cantidad de viajes en vehículos particulares y por ende los problemas de vialidad, la necesidad de mayor infraestructura vial, aumento en la factura petrolera, contaminación ambiental, etc.
El INCOFER anunció en 2011 un proyecto de tren interurbano para conectar Cartago, San José, Heredia y Alajuela, y a la vez habilitar la ruta San José, Pavas, Belén, Ciruelas, Alajuela, para completar el circuito que el INCOFER denomina como “la raqueta”. La inversión requerida sería de $250 millones, el nuevo tren podría atender a más de 1,5 millones de personas, distribuidas en cuatro cabeceras de provincia, diez cantones y más de 30 distritos.
Paralelamente, la Municipalidad josefina impulsa un tranvía eléctrico para la ciudad de San José, con un ramal de 10 km de Pavas a Curridabat. El costo de la obra se desconoce; sin embargo, a nivel europeo el costo por km de tranvía eléctrico se estima entre $11,7 millones y $19,5 millones, lo que podría representar una inversión de $117 a $195 millones por 10 km de recorrido.
La población que atendería este sistema sería de 250 mil personas, distribuidas en tres cantones y siete distritos y podría ser mayor si se consideran los que se desplazan de otros lugares, en el sentido este-oeste.
Invertir en el tranvía significaría destinar del 46% al 78% de los recursos que se requieren para habilitar el tren interurbano.
El Gobierno antes de destinar recursos y decidir prioridades de inversión en transporte público, debe hacer una valoración y comparación seria de la población beneficiada, área cubierta, recuperación de la inversión, beneficio ambiental, etc.
Si el Gobierno cuenta con recursos o posibilidades de inversión para desarrollar ambos proyectos, en buena hora, si no es así, ojalá tome decisiones que beneficien al mayor número de costarricenses.

Rafael Solís C.
Arquitecto
[email protected]