Enviar
Choque por participación de sectores en investigación
Primeros roces en comisión de la Caja
Doryan y Avila encabezan lista de casi 30 comparecientes
El nombramiento de los integrantes de la sociedad civil que tendrán participación en la comisión investigadora de la Caja Costarricense de Seguro Social, generó ayer los primeros roces.
El momento de la incorporación de los tres asesores externos fue el motivo de discordia entre los legisladores, quienes al empezar a discutir este tema, olvidaron el consenso previo.
Por un lado, los representantes del Frente Amplio y el Partido Acción Ciudadana (PAC) mantienen la tesis de que los integrantes de la sociedad civil deben incorporarse a la discusión lo más pronto posible, con el objetivo de conocer a fondo los temas y participar en las comparecencias que se harán.
Mientras que los de Liberación Nacional (PLN) y la Unidad Social Cristiana, entre otras bancadas, quieren realizar primero un diagnóstico sobre los temas que abordará la comisión, antes de designar a los asesores que ayudarán a los legisladores en su tarea.
El objetivo es nombrar expertos que puedan aportar elementos que complementen la labor que se realiza en la comisión investigadora.
“Me interesa la Caja como empresa, como negocio. Aquí no se estaría hablando en este momento de la seguridad social, si no hubiera surgido el tema financiero y es ahí donde quiero profundizar”, concluye Patricia Pérez del Movimiento Libertario.
Cada una de las cinco fracciones presentará sus aspirantes de la sociedad civil a integrar la comisión y mediante un proceso de votación, se definirá a los tres elegidos.
Ayer, las diversas bancadas prefirieron no dar a conocer a sus candidatos.
Eso sí, manifestaron que tienen que ser personas con profundo conocimiento de la institución, así como no ser militantes de ningún partido político, entre otros atributos.
La metodología de trabajo aprobada dividió la investigación en tres fases. En la primera, se llevará a cabo un análisis para determinar los temas que serán sujeto de investigación.
Posteriormente, se desarrollarán las comparecencias para determinar las responsabilidades políticas de la debacle financiera y administrativa de la Caja, así como la recomendación de las posibles soluciones; finalmente, se elaborará el informe.
“El espíritu de la comisión es contar con la participación directa de quienes más conocen sobre los temas a investigar. Queremos que ellos estén sentados acá desde el primer momento y no después”, indica Carmen Granados, diputada del PAC.
Casi 30 personas tendrán que comparecer ante dicha comisión legislativa, entre ellas, Eduardo Doryan, ex presidente ejecutivo de la Caja; María Luis Avila, ex ministra de Salud; Rosa Climent, gerente médica de la Caja, la junta directiva en pleno de dicha institución, representantes sindicales, empresariales y otros.
La comisión investigadora se conformó en el Congreso con el objetivo de sentar las responsabilidades políticas de quienes llevaron a la Caja a una debacle administrativa y financiera, así como proponer reformas.
Al finalizar este año el déficit de la Caja ascenderá a ¢92 mil millones y se prevé que de no congelar plazas y salarios, para 2015 el faltante será de ¢313 mil millones, de acuerdo con un informe de la Organización Panamericana de la Salud.

Esteban Arrieta
[email protected]

Ver comentarios