Prevenir es más barato que curar
Enviar

Adecuadas y oportunas acciones deben lograr la prevención que nos aleje de la tendencia que hoy nos mantiene bajo la amenaza del cáncer

Prevenir es más barato que curar

El cáncer amenaza con ser la principal causa de muerte en el país en los próximos años, desplazando las enfermedades cardiovasculares que hoy ocupan el primer lugar, dice un artículo de este medio ayer.
Las autoridades de la Caja de Seguro se han propuesto ahora invertir para tratar de evitar la tendencia que muestra el actual comportamiento de esta enfermedad que tiene causas biológicas, sociales y culturales.

Es lamentable realmente que a esta situación se haya llegado sin que, oportunamente, las autoridades hicieran lo correcto. Por el contrario, se opusieron a la construcción del Hospital del Cáncer, una institución para la cual se tenían los recursos económicos y que hubiera permitido formar a tiempo al personal idóneo para tratar la enfermedad, además de contar a tiempo con las instalaciones, equipos y demás recursos modernos actuales propios del caso.
Las presentes y futuras generaciones de costarricenses les cobrarán este error, moralmente y con sufrimiento humano que pudo evitarse, a los responsables de la equivocada decisión. Es vergonzoso que por razones políticas se haya despreciado así a la vida humana.
Por otra parte, todos sabemos a estas alturas cuántas malas prácticas de alimentación, de alto estrés sostenido y diversos aspectos propios del actual estilo de vida están en la base de las condiciones que conducen al cáncer. Todo esto debe ser combatido también. Sobra decir que es más barato prevenir que curar. Pero no solo mucho dinero se ahorraría el país con buena prevención sino mucho dolor en las familias también.
Una adecuada coordinación entre las autoridades de salud, el agro, la industria, los centros educativos, los medios de comunicación y las familias está llamada a lograr la prevención que nos aleje de la negativa tendencia que hoy nos mantiene bajo la amenaza del cáncer.
Es urgente que se estimule un estilo de vida saludable estableciendo reglas claras sobre el tipo de alimentos que deben consumir los niños y jóvenes en sus centros educativos.
Invertir en políticas de prevención y promoción de la salud es fundamental si se quiere ahorrar en recursos para curar enfermedades y contar con una población sana y productiva.

Ver comentarios