Prevén un 7% de inflación al debilitarse el real brasileño
Se prevé que el real, que fue la moneda que más cayó entre las principales divisas el año pasado, seguirá devaluándose aún más hasta alcanzar las 4,25 unidades por dólar para finales de este año y las 4,3 unidades por dólar para fines del 2017. Bloomberg/La República
Enviar

 Los precios al consumidor de Brasil aumentarán un 7% este año en tanto la moneda continúa depreciándose, lo que intensificará la presión para que el banco central reanude el ajuste monetario esta semana.
Los economistas encuestados por el banco central aumentaron sus pronósticos de inflación para 2016 por tercera semana consecutiva y prevén que el aumento de los precios al consumidor excederá el límite superior de la meta de 6,5% por segundo año consecutivo.
Se prevé que el real, que fue la moneda que más cayó entre las principales divisas el año pasado, seguirá devaluándose aún más hasta alcanzar las 4,25 unidades por dólar para finales de este año y las 4,3 unidades por dólar para fines del 2017. El real subió 0,4% a 4,03 por dólar.
La inflación brasileña tuvo el año pasado su mayor aceleración en doce años, aun cuando la economía se enfrenta a su peor recesión en más de dos décadas.
Eso deja el banco central en la incómoda posición de evaluar la posibilidad de recomenzar esta semana un ciclo de aumento de las tasas que podría profundizar la recesión.
Las autoridades elevarán la tasa de interés de referencia de 14,25% a 14,75% el miércoles, de acuerdo con la mediana de estimaciones de los 32 economistas que participaron en una encuesta de Bloomberg.
Los precios al consumidor de Brasil subieron un 10,67% en 2015, reduciendo el poder adquisitivo de los consumidores y deprimiendo su confianza hasta un mínimo histórico en diciembre, según el índice de la Fundación Getulio Vargas.
En 2017, la inflación alcanzará el 5,4% -por encima del punto medio de la meta de 4,5% y del anterior pronóstico de los analistas del 5,2%-.
Ello se debe en parte a la mayor debilidad de la moneda, que aumenta el costo de las importaciones.
La encuesta publicada el lunes marca por primera vez desde junio que el pronóstico de los economistas para la moneda en 2017 es más débil que el de este año.
La mayor economía de Latinoamérica se contraerá un 2,99% este año, según la encuesta.


 

 

Ver comentarios