Presupuesto de U públicas busca equilibrio
Jordan Vargas, presidente de la Feucr, encabezará la marcha de hoy hacia Casa Presidencial, en la búsqueda de más recursos para el FEES. Esteban Monge/La República
Enviar

Superávit de ¢100 mil millones ayudaría a sobrellevar gasto

Presupuesto de U públicas busca equilibrio


“Tomaremos las calles”, dicen sindicatos de profesores y estudiantes disconformes



Ha sido criticado por estudiantes y por representantes del sector privado.
No obstante, el presupuesto de 2016 anunciado ayer por el Gobierno para la educación universitaria pública, trata de encontrar un punto de equilibrio, al mantenerse en el 1,45% del valor de la producción nacional, al igual que este año.
En términos absolutos, se trata de un monto de ¢441 mil millones, en comparación con ¢411 mil millones de 2015.
Con el presupuesto, no sería posible crear nuevas sedes, mientras la posibilidad de ofrecer nuevas carreras y las becas sería limitada, así mismo, los cupos crecerán a un menor ritmo, por lo que las condiciones no son aceptables para varios grupos, sobre todo para la Federación de Estudiantes de la UCR, que representa a 40 mil alumnos, entre otras agrupaciones, que tomarían las calles como medida de protesta.
“Decimos ‘no’ al presupuesto aprobado. Pedimos que no solo se negocie un año, sino el presupuesto para los próximos cinco años y que se cumpla el 8% del PIB para el sector educación”, indicó la Feucr en un comunicado.
Por otro lado, habrá fondos disponibles para el sector, ya que cuenta con un superávit de unos ¢100 mil millones, provenientes de obras que no se han ejecutado.
“Los superávit se dan por muchas razones. Por ejemplo, yo dure tres años para construir nuevas aulas por un tema de apelaciones, eso me generó un superávit de miles de millones. Puede que se atrasen algunas obras con el acomodo”, comentó Julio Calvo, presidente del Consejo Nacional de Rectores, que agrupa las cinco universidades públicas.
Lejos de aprobar un presupuesto mayor, debería recortarse aún más el monto que se gaste en la educación pública superior, es la posición de algunos analistas del sector privado.
“La educación pública merece un socollón desde sus bases, tomando en consideración el número de estudiantes que realmente se gradúan de las universidades públicas”, dijo William Salom, presidente de la Universidad Politécnica Internacional.
Debería además haber controles efectivos en varios gastos de las universidades del Estado, incluso el hecho de que se pague un monto por la dedicación exclusiva a una cantidad exagerada de personas.
Mientras tanto, la mayoría de los empleados del sector recibe un incremento por concepto de anualidades del 5%, pese a que la tasa de inflación de este año quedará casi en cero.
El presupuesto de las universidades públicas dejaría de crecer solamente este año, después de haber incrementado como porcentaje del PIB en los dos años anteriores.
El problema del Gobierno es que el déficit fiscal sigue creciendo; de hecho, en 2016 sería el equivalente al 6,4% del valor de la producción nacional, de acuerdo con los estimados del Banco Central.

201508262030510.10-11-JULIO-CALVO-(ESTEBAN).jpg
Julio Calvo, rector del TEC y presidente del Conare, defiende el incremento del 7,3% del FEES y lo considera justo. Esteban Monge/La República
201508262030510.10-11.jpg



Redacción
[email protected]
Colaboraron María Siu y Javier Adelfang

Ver comentarios