Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



INVERSIONISTA


Préstamos con nuevas opciones en tasas de interés

Redacción La República [email protected] | Lunes 04 abril, 2016



El deudor en colones podrá aprovechar la Tasa de Referencia Interbancaria (TRI), una nueva opción que los bancos ofrecerían en los próximos 60 días.
Se trata de una tasa de referencia, impulsada por la Cámara de Bancos, que convivirá con la Tasa Básica Pasiva (TBP), calculada por el Banco Central.
La nueva tasa reflejará de manera inmediata los cambios en el mercado, dando opción al deudor de evaluar cuál le conviene utilizar y en diferentes plazos.
El deudor en colones que crea que las tasas bajarán podría aprovechar la inmediatez de la TRI para ver reflejado el descenso en su pago.
Si el deudor en colones considera que las tasas aumentarán, podría minimizar el costo de los intereses, al obtener un préstamo que se ajuste —como siempre— por la Tasa Básica Pasiva.
Claro que todo tiene que ver también con el monto que añadirán las entidades financieras a esa referencia, hoy con la TBP es de tres a cuatro puntos más en créditos hipotecarios.
Habría otra forma de análisis comparativo en dólares, ya que con la TRI es la primera vez que se cuenta con una referencia nacional, en la actualidad se utilizan la Libor (Inglaterra) o la Prime (Estados Unidos), además la otra semana daremos el informe de colocación del crédito del primer trimestre, donde repuntan los créditos en moneda extranjera.
Mientras tanto, en lo que al colón se refiere, se trata de un mecanismo, que hace un ajuste rápido en el interés cobrado en el préstamo, ya que la tasa se basaría en el valor del mercado, calculado para un periodo tan corto como un mes, y otros calces de tres, seis, nueve y 12 meses.
Por otro lado, la TBP cambia de forma lenta, al ser el promedio ponderado diferente al que utiliza la TRI.
Para el deudor, sería cuestión de analizar las opciones en cada caso, ya que los bancos por su parte tendrán la meta de maximizar los ingresos, incluso al ofrecer tasas distintas, dependiendo de la opción que escogiera el deudor.
Sin embargo, la incorporación de la TRI implica nuevas oportunidades para el mercado, tanto para los deudores como para los bancos.
En cuanto a los prestatarios, el deudor con un préstamo nuevo de tasa variable, es quien más podría aprovechar la TRI.
El deudor que ya tiene un préstamo variable bajo el mecanismo de la TBP, también puede aprovechar el nuevo mecanismo; sin embargo, tendría que tomar en cuenta la posibilidad de incurrir en un costo, por el cambio de su contrato.
El acreedor no debería resultar afectado por las nuevas normas, ya que la inversión tiende a contar con una tasa fija de retorno.
La TRI desde hace dos semanas está siendo calculada, tanto en colones como en dólares, por la Proveedora Integral de Precios PiPCA, la entidad que determina los precios de los títulos del mercado bursátil, a solicitud de la Cámara de Bancos.