Logo La República

Martes, 13 de noviembre de 2018



NACIONALES


Préstamo para carreteras aún sin resultados

Manuel Avendaño [email protected] | Lunes 23 diciembre, 2013

El país tiene un atraso de cinco décadas en infraestructura, y el mal estado de las calles, además de la falta de mantenimiento adecuado pasan la factura a las vías nacionales. Fotografías Gerson Vargas/La República


Dinero proviene del Banco Interamericano de Desarrollo

Préstamo para carreteras aún sin resultados

Ampliar carreteras, construir puentes y mejorar la red vial es el objetivo de los $396 millones

Es una realidad triste e innegable, el país tiene una crisis en carreteras y necesita resolverla, para eso cuenta con un préstamo por $396 millones con el Banco Interamericano de Desarrollo que obtuvo desde hace dos años, pero que todavía no genera los resultados esperados.
Para lograr que ese dinero se invierta en nuevos puentes, mejores carreteras y otras obras es necesario superar un largo camino de trámites y burocracia que entraba la labor del Conavi y el Mopt cuando de proyectos se trata.
Los recientes hundimientos en Circunvalación y el de la General Cañas, además de las sempiternas presas que atoran la capital a diario, justo a las horas de salida de los trabajos son el reflejo perfecto de que el país necesita mejores carreteras y sobre todo voluntad política.
Poner a caminar cinco proyectos clave de los 147 que contempla el préstamo con el BID, es una de las soluciones a la crisis en infraestructura.
Lograrlo es lo más complicado ya que se requieren reformas a algunas leyes, como las de expropiaciones y minería, además reordenar las funciones del Mopt y el Conavi.
La idea es que en manos del Mopt, los nuevos proyectos se desarrollen mucho más rápido y se acorten los tiempos de trámites requeridos para contratar, diseñar y adjudicar una obra.
Superada esta etapa, se necesita voluntad de parte de quienes ocupan los cargos de poder en el Ministerio de Obras Públicas para que las nuevas carreteras, puentes y pasos a desnivel en rotondas no pasen a segundo plano mientras se construye una trocha.
La ampliación a cuatro carriles de la carretera entre Cañas y Liberia demuestra que en el país hay muchas dificultades para terminar una obra.
El proyecto inició con un presupuesto definido que a la vez estaba contemplado en el empréstito del BID, y la empresa que construye la obra solicitó más dinero para finalizar la carretera lo que llevó el caso a dos procesos de apelación y atrasó la entrega por varios meses.
Los otros proyectos prioritarios del programa de infraestructura vial financiado con el préstamo son el paso a desnivel en Paso Ancho, la construcción de la radial a San Carlos, el mejoramiento de la red vial cantonal y la ampliación del tramo La Valencia – Pozuelo.
El puente elevado sobre la rotonda de Paso Ancho es la obra más próxima a iniciar, ya está en fase de diseños y solo necesita la aprobación para arrancar, se espera que sea en enero próximo, explicó Pedro Castro, ministro de Obras Públicas.
Por otra parte, la ampliación del tramo entre La Valencia y Pozuelo está listo para recibir ofertas en enero y luego definir la empresa que hará la construcción para que inicie en abril.
Sin embargo, en el mejoramiento de la red vial cantonal existe un importante rezago. De los 147 proyectos que incluye este plan apenas se han concluido tres.
Se necesitan mejores carreteras y puentes para tener un país más competitivo y sobre todo para reducir el gasto en combustible.
No en vano Costa Rica tiene dos metas que desea alcanzar para colocarse en la vitrina mundial, el posible ingreso a la OCDE y la carbono neutralidad requieren implícitamente que el dinero para mejorar la infraestructura se utilice.
A marzo de este año se habían pagado ¢2 mil millones en comisiones por los préstamos internacionales que se deberían invertir en nuevas obras de infraestructura y los resultados todavía no se ven ni se disfrutan.

Manuel Avendaño
[email protected]
@MavendanoLR