Presión en la cajuela
Enviar
Presión en la cajuela

Gronholm huye de la insoportable persecución de Loeb

Susana Ruiz
[email protected]  

Cuatro puntos marcan la diferencia entre el líder Marcus Gronholm (Ford) y Sebastien Loeb (Citroen) en la clasificación del Campeonato Mundial de Rally, cuya penúltima etapa arranca hoy en Irlanda.
Las últimas fechas han estado muy reñidas, la habilidad y hasta un poco de infortunio se ha presentado en las competencias.
Principalmente estos factores llamativos se dieron en la jornada pasada, en Japón, cuando el finlandés Gronholm debió abandonar la competencia en la primera etapa por un accidente, dejando el camino libre para que el actual monarca, el francés Loeb, asumiera la punta…
Sin embargo, el destino quiso que todo se diera en igualdad de condiciones y el galo también debió abandonar la prueba en el segundo día de carrera, trasladando la rivalidad para este fin de semana.
En Ford no se confían, saben que cuatro puntos no es una ventaja grande y en un abrir y cerrar de ojos puede perder el liderato a solo dos fechas para que concluya el campeonato.
“Hemos conseguido información sobre el tipo de pistas utilizadas en los rallies en Irlanda. Me han dicho que las pistas serán rápidas, pero difíciles de recorrer, con lo que tener las notas tan perfectas como sea posible será muy importante durante el reconocimiento”, dijo el actual líder.
“Estar en la lucha por los títulos de constructores y pilotos es una muy buena posición y conseguir ganar los dos será la mejor forma de terminar mi carrera. Por supuesto, no será fácil y las cosas pueden cambiar muy rápidamente en este deporte, así que nadie en el equipo da nada por hecho. Quedan dos rallies y tenemos que ser tan fuertes y profesionales como hemos sido toda la temporada”, comentó Gronholm.
Marcus contará con el apoyo de Mikko Hirvonen, que se encuentra motivado después de su victoria en Japón. “Nadie sabe cómo será el tiempo. Podría hacer frío por la noche y una combinación de hielo y carreteras estrechas y con baches sería extremadamente complicada”, explicó.
“La victoria en Japón fue muy buena para mi confianza. Piloté muy bien durante todo el fin de semana y me siento genial para Irlanda. Quiero ayudar al equipo a ganar el título de constructores y eso me daría la oportunidad de llegar a la última prueba en Gales con la opción de ayudar a Marcus en su lucha por el título de pilotos”, agregó Hirvonen.
Por su parte, en Citroen confían en salir adelante en estas dos competencias, para levantar el cetro otra vez.
“No hay otra prueba sobre asfalto en el Mundial WRC como esta. Las especiales en la región de Sligo podrían ser algo distintas a las que nos encontramos en Donegal y Cork, pero esperamos que sean igualmente rápidas, estrechas y bacheadas. Se trata de una combinación de características que hacen las especiales muy complicadas, sobre todo teniendo en cuenta que estamos obligados a ganar allí. No me cabe duda de que las cosas estarán muy reñidas, pero daremos el máximo”, señaló Sebastien Loeb.
Y si Gronholm tiene a Hirvonen, Loeb cuenta con Dani Sordo para que lo ayude a ganar posiciones. “Hemos visto en Córcega que Marcus va muy rápido sobre asfalto, de modo que mi rol será tal vez el de intentar meterle presión”, dijo el español.

Consultas: www.racing-live.com y EFE


Irlanda

• El rally, que arrancará mañana y concluirá el domingo, tendrá su base en Sligo, al noroeste de la isla.
• Un total de 20 especiales están programadas durante las tres etapas de que constará la prueba.
• La primera de ellas será la más larga del fin de semana con 168 kilómetros cronometrados.


Puntajes

Pilotos
1. M. Gronholm 104
2. S. Loeb 100
3. M. Hirvonen 84

Escuderías
1. Ford 189
2. Citroen 155
3. Subarú 73

Ver comentarios