Enviar
Presentación del nuevo iPhone, máxima expectación sin imágenes en directo
Apple presentó ayer el iPhone 4S, siete veces más rápido que su modelo original

Los rumores de presentación de un iPhone 5 y la primera gran puesta en escena de Tim Cook, relevo de Steve Jobs al frente de Apple, fueron suficientes para que miles de internautas permanecieran casi dos horas a la expectativa sin más información que los comentarios de los 200 periodistas invitados al evento.
La imposibilidad de seguir en directo el evento vía “streaming” no desanimó a los “Apple ‘fanboys’” que desde primera hora de la tarde intercambiaban impresiones en la red sobre lo que esperaban del encuentro convocado como “Let's talk iPhone”.
El morbo de comprobar si las cualidades como orador de Tim Cook, consejero delegado tras la retirada de Jobs por motivos de salud, estaban a la altura y los rumores que desde hace semanas se especulan sobre las características del nuevo terminal habían elevado las expectativas.
Sin embargo, el entusiasmo se fue deshinchando poco a poco una vez que dio comienzo el evento: Cook salió a escena sin el nuevo iPhone en las manos y a los cronistas que podían verle en directo les dejó poco más que comentar que su atuendo camisa azul marino y camiseta negra debajo, sobrio como el jersey de cuello vuelto negro de Jobs, pero con esa diferencia que merecía ser mencionada.
La primera parte estuvo dominada por los datos: 357 tiendas Apple en 11 países de todo el mundo, porcentajes sobre el éxito del iPad como tableta, los seis millones de descargas del sistema operativo Lion... “en 15 minutos Jobs ya había entrado en harina cuando presentó el iPad 2”, mencionaba uno de los expertos del portal especializado Mashable.
La impaciencia comenzaba a dejarse notar entre los tuiteros, pero pequeños anuncios, como los nuevos modelos de iPod o aplicaciones como el sistema de mensajería instantánea iMessage, iban sirviendo de aperitivo para lo que previsiblemente sería el gran anuncio.
Minutos antes de que comenzara el evento algunos internautas ya habían publicado imágenes de la tienda online de Apple en Japón donde se anunciaba un nuevo modelo 4S del iPhone. Pero en esos momentos, la información era casi tan poco fiable como la del tuitero que publicaba la foto de un banner en un famoso centro comercial español donde se decía “iPhone 5 ya disponible”.
Solo 50 minutos después la incertidumbre se disipaba con el descafeinado anuncio de un iPhone 4S.
“Es como si vas a una cita a ciegas esperando a una chica guapa y te encuentras a tu exnovia con un peinado nuevo”, una frase publicada en Twitter que expresaba el sentir de muchos tuiteros que pronto empezaron a parodiar la aplicación SIRI del teléfono.
No son pocos los que han echado en falta el famoso “one more thing” (una cosa más) con que el carismático Jobs concluía sus presentaciones para anunciar una última y destacable novedad antes de abandonar el escenario. A Cook le faltó ponerle la guinda al pastel que con tanta maestría solía rematar su antecesor.

Madrid / EFE

Ver comentarios