Enviar
Premio a la vocación ofensiva

Alajuelense llegó a buscar un empate al Saprissa y lo pagó caro… volvió a perder

Cristian Williams
[email protected]

Las frases trilladas que tiene el fútbol se mantienen con el paso de los años porque una y otra vez las circunstancias se repiten. “Equipo que juega a empatar casi siempre pierde”, es una de esas frases y en el clásico de ayer se cumplió.
Alajuelense llegó al Estadio Ricardo Saprissa con una actitud medrosa, timorata y barata de ir en busca de un empate y aunque estuvo cerca, tal vez muy cerca de lograrlo, al final perdió 1 a 0 ante Saprissa.
De qué sirve defenderse 86 minutos, si al 87, a tan solo tres del final, te hacen un gol y te dejan con las manos vacías. Los manudos se sintieron menos que Saprissa y el costo puede ser muy alto.
Esta final del campeonato nacional es muy diferente a las otras, al menos por el ambiente que se vivió ayer, que era cualquier cosa menos ambiente de final. Mucha lluvia y poca afición prece
dió el encuentro. Luego nos percatamos de que tampoco hubo fútbol.
Ahora, no es que Saprissa sea la gran cosa, es más, si un juego estaba presupuestado para que Alajuelense lograra romper el dominio de 17 partidos que le tiene Saprissa era el de ayer, teniendo en cuenta que los morados no pasan por su mejor momento.
Pero no, llegaron a pararse en su mediocampo, a defenderse como “gato panza arriba” y la verdad que lo hacía bien, ya que salvo un remate de media distancia de Celso Borges, su portero Wardy Alfaro no pasó mayores inconvenientes.
Como factor extra que afectó el desempeño de los rojinegros fue que el volante encarga
do de generar fútbol, el salvadoreño Eliseo Quintanilla no tuvo una tarde afortunada, aún más, fue un hombre menos.
La fría temperatura caló, no solo en los aficionados, que cayeron presa hasta del sueño y fue común ver a varios bostezando, sino en los jugadores, quienes ofrecían un pobre espectáculo.
Aunque Saprissa llevaba el control del juego los minutos pasaban y no lograban llegar con verdadero peligro al marco de Wardy, sobre todo por el excelente trabajo que realizaba en el fondo de la defensa Cristian Montero.
Faltaban cinco minutos y el estadio, que se mantenía en un silencio típico de los malos partidos y donde se escuchaba por ratos los cánticos de la Ultra o de La Doce, tuvo un despertar, que hizo presagiar que algo se venía.
Y así fue, porque al ritmo del “vaaaamos, vaaaamos morados, que esta nooooche… tenemos que ganar”, Saprissa reaccionó, sus jugadores sintieron esa inyección de ánimo, mientras que los rivales se desconcentraron y zas.
Jairo Arrieta se va por la derecha. Hace un centro largo al segundo poste, Alejandro Alpízar cabecea hacia atrás y llega, con todo el marco de frente Armando Alonso, para con potente remate enviar la pelota al fondo de la red.
Tres minutos más tarde se acabó el juego, Saprissa ya ganó la primera parte de la final y todo queda para definirse el jueves en el estadio Alejandro Morera Soto.



Síntesis

1 Saprissa: Keilor Navas, Try Bennett (Jairo Arrieta, al 60'), Jervis Drummond, Víctor Cordero, Gabriel Badilla, Andrés Núñez, Michael Barrantes (Ever Alfaro, al 83'), Celso Borges, Armando Alonso, Alejandro Alpízar (José Luis López, al 90') y Ronald Gómez.
D.T. Jeaustin Campos.

0 Alajuelense:
Wardy Alfaro, Harold Wallace, Cristian Montero, Pablo Nassar, Carlos Castro, Cristian Oviedo, Roy Myrie, Pablo Herrera, Eliseo Quintanilla (Kenny, Cunningham al 67), Winston Parks (Pablo Salazar al 92') y Víctor Núñez (Ignacio Aguilar, al 83').
D.T. Luis Diego Arnáez.

Gol: Armando Alonso al 87.
Arbitro: Mario Arturo Barrantes, bien.
Asistentes: Edgar Otárola y Marvin Ramírez
El mejor: Armando Alonso
Estadio: Ricardo Saprissa. 5 p.m.
Ver comentarios