Enviar
Precios en la Sabana alzan vuelo

Las ventas de desarrollos inmobiliarios en la zona no se opacan ante la situación económica, generando un potencial negocio para los revendedores

Daniel Chacón
[email protected]

La restricción al crédito que afecta al sector inmobiliario no influye aún en la comercialización de las torres en los alrededores de la Sabana. Muestra de ello es que los seis edificios que combinan condominios, oficinas y comercios mantienen sus precios, y la oferta es limitada.
En ese entorno, los corredores de bienes raíces recomiendan comprar estas infraestructuras, considerando la plusvalía y las posibilidades de reventa a futuro, y que para el próximo semestre estarían casi finalizadas las seis torres.
A ello se suma el mercadeo de la zona, orientado en acercar a las personas a la ciudad, minimizar el uso del carro y a considerar el Parque Metropolitano La Sabana como un elemento intangible que cotiza los complejos.
Gracias a esos factores, la reventa de las unidades inmobiliarias toma fuerza, ya que la mayoría de los proyectos se vendió en preventa. Es decir, tras la entrega de los inmuebles, se generaría un negocio para los revendedores y para quienes alquilen los condominios y oficinas.
“La construcción no ha parado, y al ser edificaciones pensadas como primera vivienda no hay crisis; además, el segmento de condominios para nacionales sigue creciendo”, expresó Rándall Alvarado, consultor de MERbrand.
Cuando estos proyectos se iniciaron en 2007, el valor previsto por metro cuadrado era de $1.000. Pero ahora con el atractivo y la demanda existente, los precios se dispararon.
“Creo que han subido bastante, desde que salimos al mercado a hoy podríamos hablar de un 200%”, indicó Francisco Avilés, director general de LarSol, empresa desarrolladora de Altos de Nunciatura.
Es por ello que los corredores recomiendan invertir en estas torres, contrario a las volátiles tasas de interés que presenta el sistema financiero.
“Es rentable, pero hay que tener efectivo. El valor de este sector viene para arriba, calculo que las propiedades incrementarán su valor un 25% por año”, aseguró Giuliana Fedeli, corredora de bienes raíces.
El desarrollo de nuevos comercios alrededor de las torres podría conllevar a ese incremento del precio.
“La venta es rápida y comprar para alquilar resulta excelente porque pronto habrá más actividad aledaña y se convertirá en un eje importante”, manifestó Hilda Fuentes, también corredora.
Una base que crea estas expectativas de mercado es la demanda que experimentó el Condominio Sabana Real, del cual ya se vendió un 80% de las unidades. En este caso los desarrolladores apostaron al mercado de costarricenses de perfil ejecutivo.
“Solo quedan cinco condominios. Es cierto que el sector turismo está deprimido, pero las personas siempre van a tener la necesidad de un lugar donde vivir”, afirmó Luis Sánchez, presidente de Vip Holding.
Similar ocurre con Torres del Parque, proyecto que será entregado antes de marzo. “La Sabana tiene crecimiento para muchos años más”, analizó Luis Salinas, de Inmobiliaria del Parque.
Los propietarios coinciden en que aún hay demanda, lo que presionará la reventa a precios potenciales para los actuales dueños.


Ver comentarios