Enviar

Mercado reacciona a sorpresiva medida del Banco Central
Precio del dólar cae a ¢495

• Valor es más de ¢20 menor al promedio al que se cotizaba la divisa antes de ayer

• Banqueros consideran que caída podría ser temporal y que el dólar está más próximo a empezar a oscilar

Israel Aragón
[email protected]  

La decisión de la junta directiva del Banco Central de bajar el “piso” del régimen cambiario causó reacción inmediata en el mercado.
De un día para otro el precio al que las entidades bancarias y financieras compran dólares cayó de un promedio de ¢517 a uno de ¢497.
Lo anterior significa que en una radiografía del día de ayer, por cada $100 que una persona adeudara se ahorró cerca de ¢2 mil, mientras que perdió igual cantidad por cada $100 que ganara. No obstante es imposible prever que esta situación se mantenga con el tiempo.
La noche del miércoles el Banco Central de Costa Rica (BCCR) decidió, de forma sorpresiva para el sector financiero, bajar el piso de la banda fijado en ¢519,16, a ¢498,39, y empezar a devaluarlo ¢0,06 cada día. Esto no implica que el tipo de cambio necesariamente empezará a bajar, sino que tiene un margen más amplio para hacerlo.
Desde el principio del día de ayer las instituciones optaron por pegarse al nuevo piso del sistema de bandas y, en no pocos casos, decidieron bajar su tipo de cambio de compra a niveles inferiores al establecido por el Banco Central.
El monto al que venden la moneda estadounidense, en cambio, mostró poca variación al principio de la jornada, pues se mantuvo en valores cercanos a los ¢520.
Esto significó que el margen cambiario (diferencia entre el valor al que se compran los dólares y aquel al que se venden) aumentara de un promedio de ¢4 a uno de ¢21, comportamiento muy similar al mostrado el 17 de octubre de 2006, cuando empezó a funcionar el sistema de bandas.
Este comportamiento defensivo se debió a las intenciones de los bancos de ganar más por cada dólar vendido, pues bajan el precio al que lo compran y mantienen el de venta, y a partir de esos límites empiezan a ajustar según la oferta y demanda de divisas, aseguró Luis Liberman, gerente general del Scotiabank.
“Habrá que esperar a ver qué pasa después del 1º de diciembre, pues con el pago de aguinaldos y de impuestos mucha gente empieza a demandar dólares. Si a esto se suma el inicio de la temporada alta del turismo, con extranjeros trayendo más divisas, parecería que el resultado será que por un tiempo el tipo de cambio se mantendrá en el piso”, agregó el banquero.
Por su parte Franco Naranjo, gerente general de Banco Improsa, opinó que la tendencia a la baja en el precio del dólar de ayer se debió a la incertidumbre generada por el cambio en las reglas del juego. “La reacción de hoy (ayer) se dio por ser el primer día… pero en los próximos días deberíamos regresar al precio de equilibrio, aunque el comportamiento es poco predecible”, dijo.
Durante el mes pasado y parte de este, el BCCR no realizó compras de dólares en el mercado mayorista (aquel en que los bancos compran y venden divisas entre sí), con excepción de unas compras menores realizadas hace dos semanas, lo que evidenciaría que el exceso de divisas en el país empezaba a reducirse.
Erick Vargas, director de estrategias de Puesto de Bolsa Aldesa, comparte la opinión de que la de ayer es una “reacción transitoria del mercado mientras se ajusta a la realidad”.
La medida “genera un espacio mayor para encontrar el equilibrio y las expectativas se basan en que este está cerca. No sabemos si más abajo del actual, pero una vez que lo encontremos vamos a presenciar una mayor volatilidad que hará reaparecer el riesgo cambiario y los picos en el precio del dólar”, explicó.
“La impresión de exceso de divisas se ha suavizado, aunque es pronto para decir que se solucionó”, agregó.
Para algunos especialistas la apreciación del colón se explicaría por un menor ingreso de divisas al país.
Vargas expresó que “hay factores de riesgo para la economía que desacelerarían los flujos de capital de entrada, como los problemas del mercado crediticio en Estados Unidos, el aumento de materias primas como el petróleo y el nivel de las tasas de interés en colones, que se mantienen por debajo de la inflación”.
El Nacional fue el banco que mantuvo los menores valores tanto para la compra (¢495) como para la venta (¢500) de la moneda extranjera.
Luis Carlos Mora, director corporativo de la institución, manifestó que la decisión “del Central pretende liberar cada vez más el mercado cambiario”.
Aseguró que “dadas las condiciones del mercado actuales y de las últimas semanas, la situación superavitaria de compras y ventas del Banco Nacional indican que el equilibrio está en esa dirección, coincidiendo con el Banco Central en que era necesario aplicar una grada hacia abajo al piso de la banda cambiaria”.
Los especialistas coincidieron en declararse sorprendidos por la medida tomada por el Central, pues este mantenía un discurso según el cual no modificarían las bandas en el corto plazo, por lo que “sin ser una gran sorpresa, uno no se lo esperaba”, declaró Naranjo.
En octubre LA REPUBLICA analizó el tema del sistema cambiario sobre lo cual se consultó a los lectores por Internet, en cuánto estaría el dólar en seis meses.
En ese sentido, la mayoría consideraba que estaría por encima de los ¢550; no obstante, un número importante de personas estimó que se mantendría por debajo de los ¢500.




Ver comentarios