Enviar
Precaución frena dinamismo de sector inmobiliario

• Grandes desarrolladoras descartan la compra de pequeños proyectos en las costas por temor a asumir grandes riesgos

Rebeca Sequeira
[email protected]

Los nublados que enfrenta el sector de la construcción están afectando a los desarrolladores de proyectos inmobiliarios, quienes en muchos de los casos no han podido finalizar las obras o vender sus proyectos.
Aunque los precios de los bienes inmuebles todavía no han mostrado una baja importante, la caída de la demanda ya genera desaceleración importante en el sector.
Los efectos de dicho decrecimiento afectan a grandes, medianos y pequeños desarrolladores de inmuebles, lo que podría generar una oportunidad de compra para quienes han logrado mantenerse.
Sin embargo, ni los terrenos ni las construcciones en venta han logrado tentar a los desarrolladores inmobiliarios, ya que aunque las opciones resultan atractivas la cautela es la directriz que rige el comportamiento de los inversionistas en momentos de contracción de la economía y del sector construcción.
“Estamos entrando a épocas de incertidumbre y estamos conservadores. No es momento para ser muy agresivos en cuanto a la generación de nuevos proyectos; estamos estudiando nuevas opciones pero hemos observado que es bastante difícil sacar nuevos proyectos inmobiliarios al mercado”, dijo Luis Pérez, gerente de Mercadeo de Vivicon.
Además de la incertidumbre actual, el público meta al que van dirigidos muchos de los proyectos, especialmente los costeros, es un factor de riesgo que se debe tomar en cuenta, debido a que en su mayoría los desarrollos urbanísticos se realizan para ser adquiridos por extranjeros, especialmente estadounidenses.
Por lo anterior la venta de este tipo de desarrollos podría complicarles el panorama a quienes apuesten por invertir en pequeños proyectos costeros debido a la falta de crédito que atraviesa dicho país.
“Ya hemos analizado la opción de construir nuestros propios proyectos en la zona costera, pero debido a lo incierto que se vislumbraba el panorama en el sector decidimos no hacerlo, postura que sostenemos hasta este momento”, comentó Guillermo Bonilla, dueño de la desarrolladora De Fomento Urbano.
Los actores del mercado también han optado por establecer otro tipo de relaciones con los dueños de proyectos que se encuentren en venta y que presenten una buena opción de inversión para los compradores.
“Estamos buscando alianzas con personas que ya tengan los proyectos en camino, con el objetivo de mercadear e invertir juntos, y que en el momento en que se dé una compra, repartir las ganancias en partes iguales. Actualmente manejamos esta opción con tres proyectos, uno en la zona costera y los otros dos en San José, y seguirían manejando este tipo de opciones mientras se aclaran los nublados. La compra de proyectos no es posibilidad”, dijo Carol Humberto Prado, de la desarrolladora Piaca.



Ver comentarios