Enviar

Poveda está listo

El silbatero acumulará este sábado su quinta final

201305212242420.a2.jpg
Tiene 42 años, creció en la Uruca y ahora vive en Coronado, trabaja en el hospital viejo de Alajuela. Es Randall Poveda, quien será el árbitro central de la gran final del fútbol nacional, este sábado en el Estadio Eladio Rosabal Cordero.
El 5 de marzo de 2003 en el estadio Carlos Ugalde dirigió su primer partido en la máxima categoría, cuando jugaron San Carlos y Liberia. Diez años después contabiliza cuatro clásicos, cinco finales y más de 200 partidos dirigidos.
La última final que dirigió fue ya hace más de tres años, cuando en el estadio “Cuty” Monge, tuvo a su cargo el encuentro en el que Brujas se consagró campeón ante Puntarenas, el 28 de diciembre de 2009.
El lunes le anunciaron que volvería a estar en el último juego de la temporada, junto a los que señala sus amigos Osvaldo Luna, Octavio Jara y Pedro Navarro.
“La verdad es una alegría, es para lo que nos preparamos todo el año, es el esfuerzo de levantarse a entrenar a las 4 de la mañana, pero a la vez una gran responsabilidad de hacer un buen partido”, expresó Poveda, quien trabaja en el Laboratorio de Normas y Calidad de Medicamentos de la Caja Costarricense de Seguro Social.
Reconoce que hay deseos de que llegue la hora del encuentro, ya que al igual que los jugadores y aficionados, los árbitros también viven el ambiente de final.
Mientras se preparaba para dirigir ayer por la tarde-noche un partido de fútbol femenino en Pavas, donde fue asistido por Leonel Leal y su hijo Randall, el árbitro contó las emociones de la final.

201305212242420.a22.jpg
¿Llega en un buen momento esta designación?
Sí, claro, llego con mucha madurez personal y como árbitro, con mucha seguridad y confianza que dan los años, sé muy bien lo que puedo dar, aparte de que voy con un equipo de trabajo muy bueno, asistentes de mucha regularidad, que aumentan mi confianza; ellos son mis amigos.

¿Por qué le dieron la final?
Creo que me la gané por el trabajo que hice en mis 25 fechas, fui uno de los árbitros más regulares, gracias al respaldo de la Comisión, es más, solo no estuve en la primera fecha de las semifinales. En cantidad de partidos ha sido mi mejor temporada, es una de los mejores en términos generales.

¿Cómo se prepara la final?
Emocionalmente muy fuerte, voy con mucha tranquilidad. Desde el nombramiento hemos hablado los cinco árbitros, hice mis apuntes del primer juego de la final, la grabé y seguimos analizando todo. Hablamos de lo que cada uno vio, de lo que se puede esperar, aparte de que el viernes nos concentramos y seguiremos planeando cada detalle.

¿Cómo se imagina la final?
Se espera un ambiente de final, son dos equipos que anhelan ser campeones, que llegan con la ilusión de hacer bien las cosas, espero que sea un buen partido.

¿Hay presión por los otros arbitrajes?
Para Randall Poveda, lo que ya pasó ya pasó, no puedo hacer nada para remediarlo, hay que hacer una valoración para lo que viene, lo anterior no nos afecta para nada, estamos metidos en la final, en el futuro.

¿Qué le dicen en el trabajo y en la casa?
Mi familia es un gran apoyo y donde trabajo es un ambiente sano, familiar, los compañeros me han felicitado, me dan palabras de aliento.


Cristian Williams
[email protected]

 


Ver comentarios