Enviar
Portugal sonrió al epílogo
Lusitanos sufrieron para ganarle a Dinamarca; Cristiano sigue sin carburar

Cuando todo aparentaba que la selección portuguesa debía conformarse con el empate a dos ante los daneses, luego de perder una ventaja de 2-0, la pierna de Silvestre Varela apareció para marcar el tercer tanto de su escuadra a tres minutos del final y sacar el grito de gol de todas las gargantas lusitanas.
El ariete del Porto, quien tan solo tenía tres minutos en el campo, aprovechó un balón que no pudo despejar la defensa nórdica y que inclusive él falló en un primer remate, con la fortuna de que al segundo intento logró colocarla adentro del marco del meta Stephan Andersen.
En la primera parte, el conjunto del técnico Paulo Bento daba la impresión de ser más que su rival, sabedores de que otra derrota los dejaba sin opción de aspirar a clasificar a cuartos de final.
Tras algunos intentos, Portugal cristalizó su primer gol, a los 24 minutos por medio del defensor Pepe, en un tiro de esquina lanzado por Moutinho, entró en el primer palo, se adelantó a la defensa y anotó de cabeza.
La segunda diana no se hizo esperar mucho, pues cayó de los 36’ en botines de Helder Postiga, tras un mal despeje de Simon Poulsen, Nani tomó el balón y se la sirvió a su compañero para poner la pizarra 2-0.
Nicklas Bendtner recortó distancias al 41’ tras una asistencia de Michael Krohn-Dehli, quien recibió solo el esférico y lo cedió para que el del Arsenal FC cabecease sin oposición.
Dinamarca se metió al juego con la anotación y presionó duramente por el empate, el cual consiguió al 80, gracias nuevamente a la cabeza de Bendtner, quien se mostró letal en el juego aéreo.
Parecía un duro golpe para Bento y su escuadra, que creó ocasiones a gol, pero esta vez Cristiano Ronaldo vistió el traje de villano al fallar dos opciones claras frente a la portería de Andersen.
El astro del Real Madrid sigue sin ser esa figura determinante que sí es con los merengues.
Con el triunfo los lusitanos se colocaron en la pelea por la segunda plaza del grupo, con tres puntos, cuya última fecha ofrecerá duelos a morir por la urgencia de sus rivales.

Sergio Alvarado
[email protected]

Ver comentarios