Enviar

Portugal se quedó corto

201406262243290.a7.jpg
Cristiano Ronaldo tuvo un opaco Mundial al igual que su selección. Christophe Simon-AFP/La República
Portugal logró una inútil victoria por 2-1 frente a Ghana gracias al primer y único gol de Cristiano Ronaldo en el Mundial, en que ambas selecciones han dicho adiós a Brasil.
A Portugal solamente le servía una goleada, pero lejos estuvo siquiera de buscarla. El equipo de Paulo Bento jugó un partido sin ideas y se planteó como principal argumento ofensivo los pelotazos buscando a Ronaldo.
Pero CR7 no está en su mejor forma y solo en contadas ocasiones logró librarse de los rocosos defensas del conjunto africano, que también precisaba una victoria para llegar a los octavos de final.
La primera jugada de peligro nació de los pies de Cristiano Ronaldo al minuto 5. El actual Balón de Oro desbordó y centró dando en el horizontal.
Ghana comenzó a animarse y el arquero Bruno Alves tuvo que multiplicarse para contener las penetraciones del habilidoso Atsu y de un incisivo Gyan.
Pero Beto respondió bien. El portero fue exigido dos veces por Gyan y evitó un primer gol ghanés que habría sido un mazazo para los lusos.
Ghana explotaba esa banda izquierda, pero le faltaba puntería a la hora de definir y el empate que no servía ni a uno ni a otro tensaba los nervios de un partido cada vez más impreciso.
Sin presionar, sin crear mucho peligro y casi sin merecerlo, en el momento en que Ghana más amenazaba, Portugal se encontró con un gol.
Miguel Veloso hizo un mal centro y el defensa Boye, en un muy desafortunado despeje, clavó el balón en el ángulo izquierdo de la portería de un sorprendido Dauda.
La segunda etapa fue un calco de la anterior, pero con un equipo luso todavía más resignado, sin mordiente, entregado y casi que a la espera de otros errores de Ghana.
Por el contrario, la persistencia de Gyan tuvo su premio al 57', cuando batió a Beto con un preciso y fuerte cabezazo tras un centro de Asamoah.
La defensa lusa comenzó a hacer agua por todas partes y Ghana se animó, sobre todo tras saber que Alemania vencía a Estados Unidos por 1-0 y su necesidad de ganar para clasificar.
Cuando el partido entraba en la recta final, otro error de Ghana le puso en bandeja a Ronaldo el gol que hasta ahora no había anotado en Brasil.
El portero Dauda despejó mal un balón que podía haber asegurado y lo dejó en los pies de CR7, que lo fusiló desde la entrada del área chica para firmar una victoria que no supo a nada.

Brasilia/EFE


 

Ver comentarios