¡Portugal es campeón!
El veterano capitán portugués, Madjer, demostró que a pesar de su edad mantiene su magia y agilidad. FRANCISCO LEONG-AFP/LA REPÚBLICA
Enviar

¡Portugal es campeón!

Lusitanos se coronaron en casa como monarcas del fútbol playa

La selección de Portugal ejerció de perfecta anfitriona del mundial de fútbol playa disputado en Espinho y se coronó por primera vez en la historia desde que el torneo está auspiciado por la FIFA, como campeona mundial al derrotar por 5-3 a un conjunto de Tahití que no pudo culminar su sueño.
El capitán de Portugal, Madjer, convirtió el gol más rápido del torneo y de todas las finales a los 3 segundos. Con esta conquista dominaron el juego.
Los oceánicos, cuartos en el anterior mundial que organizaron hace dos años, fueron por lo tanto siempre a remolque.
La ventaja tranquilizó a la anfitriona, que marcó bien el ataque de pases rival pero además contó con la solidez de Andrade en el arco.
Antonio Belchior, al minuto 6 con 27 segundos, estiró la ventaja 2-0 con golazo de volea, que dejó sin opciones al portero Jonathan Torohia y así los de casa se fueron con la diferencia en el primer periodo.
Coimbra amplió la ventaja para Portugal con un 3-0. El resultado y el trámite del juego favoreció a los locales, pero Tahití despertó y golpeó en dos ocasiones para acercarse en el marcador a los portugueses. Tearii Labaste y Raimana Li Fung Kuee fueron los autores.
Bruno Novo le dio la tranquilidad a Portugal con un disparo de tiro libre antes del final del segundo tiempo. En la tercera y última parte, Raimana Li Fung Kuee marcó el tercero para Tahití que apretó para igualar. Pero, en los segundos culminantes, Alan sentenció el duelo para los campeones.
Por su parte, la selección de Rusia, que entregó el trono al caer en la semifinal ante Portugal, se colgó el bronce.
El cuadro ruso, campeón universal en 2011 y 2013, se impuso por un contundente 5-2 al conjunto italiano, al que desarboló desde el principio.
Los goles de Shaikov, Peremitin en dos ocasiones, Romanov y Paporotnyi, sentenciaron el duelo por el bronce a favor del conjunto dirigido por Mikhail Likhachev, que logró el tercer podio mundial consecutivo.
Italia, víctima en la semifinal de la sorprendente Tahití, tan solo pudo maquillar el resultado con las dianas de Palmacci y Marinai.

PREMIOS
Balón de oro
Heimanu Taiarui (Tahití)
Balón de plata
Alan (Portugal)
Balón de bronce
Madjer (Portugal)
Bota de oro (goleador)
Pedro Moran (Paraguay) 8 goles
Guante de oro
Jonathan Torohia (Tahití)

Walter Herrera
[email protected]


Ver comentarios