Vladimir de la Cruz

Vladimir de la Cruz

Enviar
Miércoles 15 Enero, 2014

El PUSC tiene su capitán y sus marineros para llegar a buen puerto. El Dr. Rodolfo Piza enaltece y dignifica al PUSC, ha sido su mejor escogencia para esta campaña


Pizarrón

Por quién doblan las campanas

Rafael Ángel Calderón Fournier, con mala leche, sin esperar al 2 de febrero, perjudicando al PUSC y su excelente candidato, el Dr. Rodolfo Piza, con avieso propósito de dar votos a otras tiendas electorales, que se favorecen con sus declaraciones de dejar el PUSC, les quita apoyo moral y electoral al PUSC y a su candidato, y alienta la confusión emocional que actualmente existe entre electores con motivo de las intenciones de votos que se esgrimen en encuestas.
La razón fundamental de Rafael Ángel es que el PUSC no es ni la sombra de lo que él fundó, que en su dirigencia hay gente excluyente y que no está convencida que sufrió persecución política con motivo de los juicios a que se ha visto sometido él con su familia, y manifiesta que fundará un nuevo partido político después de las elecciones.


Rafael Ángel ha estado fuera del PUSC porque ha estado atendiendo su defensa penal, la de su fama y buen nombre, en estrados judiciales nacionales e internacionales. Es natural que así haya sido.
Con su juicio, y el de otros altos funcionarios públicos de los gobiernos del PUSC, este partido sufrió mucho en imagen, en desgaste público y en desconfianza política para gobernar, lo que se evidenció en las campañas electorales de 2006 y 2010, donde sus candidatos presidenciales y los electos como diputados, regidores o síndicos, como héroes, dieron la cara ante el electorado por mantener al PUSC, su imagen histórica que también es la de Calderón Guardia, para defender las obras que durante sus gobiernos se realizaron positivamente, y que apechugaron las críticas y el escarnio político a nombre del PUSC, al calor de la inmediatez de los juicios, para sostener en sus filas a quienes han llegado hasta hoy en ese partido, que es un pilar del desarrollo institucional y democrático nacional desde su fundación.
Como en política no hay espacios vacíos es natural que la ausencia de Rafael Ángel, propiciara nuevos dirigentes, algunos prejuiciados contra él por esos juicios y la campaña mediática que los ha acompañado. Cobardemente, amigos cercanos suyos, dirigentes políticos, “vividores” algunos de su buen nombre y de su paso por la Administración Pública, le abandonaron como si fuera un leproso político, le dejaron de saludar, le critican como si nunca hubieran estado con él o fueran sus más acérrimos opositores, y algunos abandonaron el PUSC antes de la salida de Rafael Ángel, motivo quizá ahora para que regresen si Rafael Ángel fue la razón real de su retiro o huida.
Los que en estos días, con bulla mediática, precedieron la salida del PUSC e hicieron imagen con Rafael Ángel, su gobierno o el PUSC, pareciera más que se fueron por el impacto de las encuestas. Son pocos pero escandalosos. Han provocado bullanguería política.
¿Les hará mejor al PUSC y a la candidatura del Dr. Piza la salida de todos estos personajes? Esto se verá el 2 de febrero.
Las personas que le tienen cariño y estima a Rafael Ángel se la tienen en la cárcel o fuera de ella, en la política o fuera de ella, en el PUSC o fuera del PUSC. Pero, la decisión que tomó Rafael Ángel fue sin elegancia, prudencia ni decoro, artera y desleal con quien le conservó amistad y cariño desde sus duros días. Solo falta que el Dr. Hernández salga en carrera detrás de su esposa.
El PUSC tiene su capitán y sus marineros para llegar a buen puerto. El Dr. Rodolfo Piza enaltece y dignifica al PUSC, ha sido su mejor escogencia para esta campaña.

Vladimir de la Cruz