Enviar
Sábado 27 Septiembre, 2014

¿Es justo para el pueblo de Costa Rica pagar el arroz más caro del mundo?


¿Por qué los ticos pagan caro el arroz?
(Parte 2)

El sistema existente va contra los acuerdos multilaterales establecidos en el marco de la Organización Mundial de Comercio (OMC), hecho que es reconocido por el mismo gobierno de Costa Rica en el Decreto Nº 37699 de 20/5/2013 en el numeral V, en cuyos fundamentos reconoce los efectos perversos de la política aplicada, señalando que “la productividad en el cultivo del arroz ha disminuido durante los últimos 20 años…” así como que “La fijación de los precios actual no contempla la transmisión de los precios internacionales, de esta manera no se están trasladando los beneficios al consumidor que se pueden obtener de la apertura comercial y los bajos precios a nivel internacional”.
Si fuera poco, dice que: “Los consumidores pagaron precios crecientes por el arroz en la última década”.


El gobierno de Uruguay ha podido demostrar que no corresponde la aplicación de medidas de salvaguardia y que las ventas de arroz o posibles ventas de arroz que se realizan de Uruguay cumplen con todos los acuerdos a nivel internacional.
El arroz uruguayo se destaca en el mundo por su calidad, lo que repercute a nivel de los precios y mercados a los cuales nuestro país puede realizar ventas.
En Uruguay el sector arrocero conforma una cadena agroindustrial integrada entre los productores y los molinos arroceros, existiendo aproximadamente unos 600 productores que se destacan por su agregado de valor, innovación, calidad y rendimiento en la producción.
Estos 600 productores son casi en su totalidad empresas familiares que se encuentran agremiadas en la Asociación Cultivadores de Arroz (ACA) a través de la cual han logrado un trabajo asociativo que les ha permitido trabajar en rendimiento, sistemas de producción, calidad y conformar con los molinos arroceros la cadena agroindustrial integrada, que nos permite entrar en los mercados más exigentes del mundo.
¿Es justo para el pueblo de Costa Rica pagar el arroz más caro del mundo? ¿Es justo, para un país chico como Uruguay, que hace un enorme esfuerzo para producir un arroz de calidad y a menor precio y que entra al mercado de Costa Rica, sorteando todo tipo de aranceles, que se lo denuncie como si fuéramos delincuentes?
¿No sería lógico que los países pequeños nos ayudáramos a comerciar nuestros productos. Aquellos que producimos con calidad y a buen precio, conformando una sinergia entre las naciones pequeñas, sinergia que permite a ambos ganar?
Seguramente en las próximas semanas, o meses, los industriales arroceros de Costa Rica, con su inmenso potencial y poder, dobleguen a las autoridades de tan hermoso país y logren que las salvaguardas prosperen y el arroz uruguayo no llegue más a la mesa de los hogares de los “ticos”.
No sería la primera vez que la injusticia doblega por un tiempo, o un tiempo prolongado, a la JUSTICIA (así, con mayúscula). Lo he visto, en los avatares de mi vida, y sufrido muchas veces. Los que me conocen lo saben. Pero sería la primera vez, que un producto tan popular, como el arroz en el mundo, que cualquier gobernante o político trataría de llevar a la mesa de su pueblo al más bajo precio, postergue una vez más los altos intereses de un pueblo y su patria, por darles momentáneamente unas pocas ganancias extras a los industriales del arroz.
Un pueblo tan maravilloso como Costa Rica no se merece esto, que impere la ley del poderoso y no del interés del pueblo.

Rafael Michelini

Senador del Uruguay