Por primera vez dos papas serán santificados
El segundo milagro adjudicado a Juan Pablo II se produjo en la costarricense Floribeth Mora, acompañada por monseñor Hugo Barrantes. Ella sanó de una enfermedad de forma inexplicable desde el punto de vista médico. AFP / La República
Enviar

Por primera vez dos papas serán santificados

Los papas Juan Pablo II y Juan XXIII serán proclamados santos a finales de año, tras aprobar ayer el papa Francisco un segundo milagro por intercesión de Karol Wojtyla y, en una decisión sin precedentes, decretar la canonización de Angelo Roncalli sin esperar a ese segundo milagro.
La normativa vaticana exige que para que una persona sea beatificada es necesario que se haya producido un milagro debido a su intercesión y para que sea canonizada (santo) es necesario un segundo milagro, que debe ocurrir después de ser proclamado beato.
Por primera vez en la historia de la Iglesia, al menos la reciente, dos papas serán santificados a la vez.
Ocho años después de su muerte, el milagro que llevará a Karol Wojtyla (1920-2005, elegido Papa en 1978) a la gloria de los altares se produjo en una mujer de Costa Rica, Floribeth Mora Díaz, que en abril de 2011 sufrió un aneurisma cerebral y los médicos dijeron a su familia que su estado era irreversible.
La mujer, devota de Juan Pablo II, y su marido Edwin rezaron intensamente a Dios y a Wojtyla y le imploraron ayuda. El 1 de mayo de 2011, fecha de la beatificación del papa polaco, siguió la ceremonia por televisión y tras seguir rezando al día siguiente escuchó, según ha contado, una voz que le decía: "levántate, no tengas miedo".
Tras nuevos análisis, los médicos constataron que había curado de manera inexplicable para la ciencia.
Juan XXIII (1881-1963), el "papa Bueno", que convocó el Concilio Vaticano II, que cambió a la Iglesia y la lanzó hacia el tercer milenio, fue beatificado por Juan Pablo II el 3 de septiembre del año jubilar 2000.
Angelo Roncalli siempre ha gozado de la devoción de los fieles, pero hasta el momento el Vaticano no había aprobado ese segundo milagro necesario para proclamarle santo.
Francisco, que en sus casi cuatro meses de pontificado ha resaltado en numerosas ocasiones la figura del Papa Bueno sorprendió al anunciar que lo proclamará santo sin esperar ese milagro, en una decisión inédita.
El portavoz vaticano, Federico Lombardi, afirmó que Francisco, en el caso de Juan XXIII, no tiene dudas de su santidad.
Por otra parte, el papa Francisco publicó el viernes su primera encíclica, "Lumen fidei" (La luz de la fe), en la que subraya la necesidad de recuperar la fe en el mundo actual "en el que la fe es vista como un un salto al vacío que impide la libertad del hombre".
Francisco asegura también que la fe no es intransigente y el creyente no es arrogante y que la fe "sin verdad, no salva".
El papa Bergoglio reitera que el matrimonio es "la unión estable entre un hombre y una mujer" y exhorta a la pareja a cultivar la fe en la familia, con los hijos.
La encíclica ha sido escrita en un tiempo récord y en la misma Francisco recoge las reflexiones sobre la fe escritas por Benedicto XVI antes de renunciar al papado, por lo que está considerada como escrita a "cuatro manos" y se suma a las encíclicas de Ratzinger sobre la caridad y la esperanza.
El papa desvela que Benedicto XVI ya había prácticamente completado esta encíclica. "Se lo agradezco y asumo su valioso trabajo añadiendo al texto algunas aportaciones", señaló, por lo que los observadores vaticanos la consideran la primera de Bergoglio y la última de Ratzinger .
"Es urgente recuperar el carácter luminoso propio de la fe, pues cuando su llama se apaga, todas las otras luces acaban languideciendo", subraya el papa

Ciudad de Vaticano/EFE

 

Ver comentarios