Enviar
Por más que el honor
Los ches necesitan vencer a Brasil para alejarse del peligro

Luis Rojas y EFE
[email protected]

Con todos los ingredientes de un gran clásico, y con una Argentina obligada a la victoria para no hipotecar su clasificación al mundial, mañana se verán las caras argentinos y brasileños en Rosario, en un partido que promete emociones y espectáculo.
Y es que a esta Argentina, con Ecuador y Uruguay respirándole en la nuca, nada le vendría mejor que una victoria que no solo lleve a su hinchada al éxtasis supremo de superar al archirrival, sino que los deje a las puertas del mundial Sudáfrica 2010.
Para Dunga y sus muchachos, invictos en las últimas ocho fechas y ubicados en un cómodo primer lugar con 27 puntos, obtener un buen resultado no es imperativo en el orden de las matemáticas, pero amarrar la clasificación, venciendo en el clásico y de paso dejar a Argentina guindando del borde de la clasificación, no suena nada mal.
Diego Maradona, técnico argentino apostará en este encuentro a su batería goleadora formada por Carlos Tevez, Sergio ‘Kun’ Agüero y Lionel Messi; y como el Diego tiene hambre de ganar, de goles, ha convocado también al experimentado Martín Palermo, del Boca Juniors, Juan Sebastián Verón, Rodrigo Braña y Rolando Schiavi, figuras del Estudiantes de La Plata campeón de la Copa Libertadores 2009.
“Tenemos más hambre de gloria que ellos”, dijo Maradona, quien agregó que “necesitamos el aliento de la gente”.
Para Dunga la situación es otra; aunque hubo momentos en que se dijo que llevaba a Brasil hacia el desastre, hoy lo tiene en una posición cómoda, eso sí, de la que no quiere desprenderse; una victoria ante Argentina lo lanza, una derrota despertaría a sus críticos.
Por ello Dunga lanza como grito de guerra que entre Argentina y Brasil “no hay amistosos”, aunque tampoco aumenta las acciones del partido, diciendo que para ellos significa que “estamos cerca y nos tenemos que enfocar en eso, en buscar los puntos necesarios para nuestra clasificación”.
A todas luces la tarea será difícil para los argentinos como bien lo afirma su capitán Javier Mascherano, quien ve a Brasil como un rival “peligroso” al cual no hay que dejar pensar porque tiene jugadores muy rápidos en el contragolpe, si Brasil opta por encerrarse en el juego del domingo.



Los otros partidos

Colombia (17 puntos)– Ecuador (20): La victoria es el único camino de los cafetaleros para meterse al alcance de las posiciones cuarta o quinta (repesca) de la eliminatoria. Mientras, Ecuador pretende ratificarse en el grupo de los predilectos.

Chile (24) – Venezuela (17): Una victoria chilena y una caída de Brasil pondrían a los primeros arriba de la clasificación sellando el pasaje a Sudáfrica, mientras que Venezuela es otro de los que están guindando en procura de meterse en los puestos clasificatorios.

Paraguay (26) – Bolivia (12): Los guaraníes, muy cerca de la clasificación, tienen la obligación de triunfar en su casa ante una selección ya sin más opción que la de cumplir con el calendario.

Perú (7) – Uruguay (18): Mientras los charrúas se aferran a sus posibilidades matemáticas, los de Perú ya se despidieron, pero podrían amargar las aspiraciones de los celestes. Uruguay obligado a ganar en Lima.
Ver comentarios