Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



ACCIÓN


POR FAVOR...SILENCIO

| Lunes 24 septiembre, 2012



POR FAVOR... SILENCIO
GAPARI

Vilas capitán

Guillermo Vilas manifestó que quiere ser el capitán del equipo argentino de Copa Davis, que recién quedó eliminado en semifinales del Grupo Mundial por la República Checa.
“El destino de un buen jugador es ser capitán en la Davis. Es algo obligatorio. No lo pueden evitar”, dijo Vilas, de 60 años. “Quiero ser capitán de Copa Davis”, cargo que en la actualidad ocupa Martín Jaite.
Vilas, que llegó como tenista al segundo puesto del escalafón de la ATP en 1977 y se retiró en 1992, disparó: “Hay un bloqueo en la lectura de los dirigentes y yo no estoy”.

Vilas y Clerc

En la Davis, Vilas jugó 81 partidos de los que ganó 57, y su relación con algunos compañeros de equipo, especialmente con José Luis Clerc, fue mala.
“El jugador tiene muy poco qué decir en la Copa Davis. Hay mucha gente metiendo la cuchara e intentando sacar provecho. Tienes que sentarte con un capitán que no conoces, que es designado por la Asociación y que por ahí cuenta con jugadores que no le gustan”, comentó.
Vilas y Clerc no se hablaban en 1981, cuando Argentina perdió con ellos la final de la Copa Davis. Esa situación marcó a ambos y nunca fueron tenidos en cuenta por los dirigentes para ocupar el cargo de capitán en el torneo.

Tsonga campeón

El francés Jo-Wilfried Tsonga defendió con éxito el título en Metz al derrotar ayer en la final al italiano Andreas Seppi, por 6-1 y 6-2.
Con siete saques directos y sin ceder un solo punto de rotura, el francés dominó con autoridad el duelo, el cuarto entre ambos, cuyo balance domina ahora Tsonga por 3-1.
Tsonga logró el título el año pasado al vencer al croata Ivan Ljubicic y ya lleva dos esta temporada, después de vencer en Doha.
Seppi, de 28 años, aspiraba a ganar el tercero de su carrera y el segundo esta temporada, luego de Belgrado.

Ganó San Petersburgo

El eslovaco Martin Klizan se impuso al italiano Fabio Fognini por 6-2 y 6-3 en la final de San Petersburgo, el primero de su carrera.
Situado en el puesto 45 del mundo, Klizan se convierte en el primer eslovaco en ganar un torneo del circuito ATP desde su compatriota Dominik Hrbaty, en Marsella 2004.
Klizan alcanzó las semifinales de Kitzbuhel, y ganó el challenger de San Marino entre sus últimos mejores resultados. En el Abierto de Estados Unidos derrotó a Jo-Wilfried Tsonga hasta alcanzar los octavos de final.