POR FAVOR...SILENCIO
Enviar
POR FAVOR…SILENCIO
GAPARI

Corona durísima

Rafael Nadal, que se proclamó campeón del Conde de Godó, dijo que la final ante David Ferrer fue “el día más difícil” suyo “en esta temporada de tierra”.
“David me llevó al límite físicamente y tenísticamente y yo no hice un partido brillante”, admitió Nadal.

Nadal opinó que “David merece más que nadie este torneo” y espera que “algún día pueda ganarlo”, aunque también recordó que Ferrer ya levantó tres títulos esta temporada (Auckland, Buenos Aires y Acapulco) y que tiene que estar orgulloso de lo que está consiguiendo.
Ahora, el calendario dará una semana de descanso que permitirá a Nadal preparar con calma la segunda mitad de la temporada de tierra: Madrid, Roma y Roland Garros.
Estuve muy cerca
David Ferrer, que ayer perdió su cuarta final del Godó ante Rafael Nadal, se mostró triste por esta nueva derrota, pero también orgulloso por haber plantado cara a un rival al que considera “el mejor de la historia en tierra”.
“Lo intenté todo como siempre, pero Rafa es Rafa, y ya sabemos todos lo bueno que es. He perdido cuatro veces, pero he perdido contra un grande”, afirmó a la conclusión del partido.
“La final se decidió por pequeños detalles y, en los momentos claves él estuvo mejor que yo. Otra vez fue el justo vencedor”, reconoció el sexto jugador mundial.

Sharapova reina

Maria Sharapova se tomó cumplida revancha ante la número uno del mundo, la bielorrusa Victoria Azarenka, a la que venció 6-1 y 6-4 para conquistar el torneo de Stuttgart, su primer título 2012.
En la tercera final entre ambas después de Australia e Indian Wells, que ganó Azarenka, Sharapova se mostró arrolladora.
La rusa, segunda del mundo, tardó 64 minutos en batir a su adversaria, totalmente desarbolada en la primera manga y que intensificó su resistencia en la segunda, aunque no lo suficiente para cuestionar el juego de Sharapova.
Sharapova acabó con su maleficio y estrenó su palmarés en su final número 42. Es el vigésimo quinto título de la siberiana.
Simón campeón
El francés Gilles Simon se hizo por tercera vez con el torneo de tenis de Bucarest al vencer ayer en la final al italiano Fabio Fognini, por 6-4 y 6-3.
El número dos francés ganó el décimo título de su carrera ante Fognini para convertirse en el primer jugador que gana en Bucarest tres veces (2007 y 2008).
En semifinales, Simon derrotó al alemán Matthias Bachinger por 7-5 y 6-2, mientras que
Fognini se deshizo del húngaro Attila Balazs, por 6-3 y 6-1.


Ver comentarios