Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



ACCIÓN


POR FAVOR...SILENCIO

Redacción La República [email protected] | Lunes 31 enero, 2011



POR FAVOR…SILENCIO
GAPARI

Habla el campeón

Novak Djokovic, destacó su buen encuentro en la final del Melbourne Park. "Fue un gran partido. Desde el principio hasta el último punto hice lo que tenía la intención de hacer tácticamente, lo que hablé con mi entrenador, lo que he preparado. Físicamente estaba muy en forma.
Probablemente el punto de inflexión fue el último juego del primer set en el que se dio un intercambio de golpes y peloteos largos. Y al final me lo llevé", consideró Djokovic.
“Me sentí bien en la cancha. Cómodo y en cierto modo noté que podía llegar a cualquier pelota. He utilizado el servicio en los momentos cruciales y se me ha dado bien”.

Respeto al rival

De su rival, manifestó, “entiendo cómo se siente. Es su tercera final y no consiguió ningún título. Realmente tengo un gran respeto hacia él porque creo que tiene todo lo necesario para convertirse en un campeón de Grand Slam. Estoy seguro de que muy pronto lo será", advirtió.
“Me siento un tenista más experimentado; juego mejor ahora que hace tres años, porque físicamente estoy fuerte, soy más rápido, mentalmente estoy más motivado en la cancha. Las cosas fuera de la cancha no estaban marchando bien para mí y eso se refleja en mi juego, en mi carrera como tenista profesional. Me centré. Todo estaba en mí. Eso es lo que hice", expresó.

Fue decepcionante

En la otra acera, Andy Murray se mostró menos decepcionado que hace un año, cuando se le escapó el título ante Roger Federer.
"Estoy mejor que el año pasado. Es decepcionante, lo sé. Pero Novak jugó de forma increíble. Es difícil, pero hay que vivir con ello", indicó Murray. "No sé por qué, pero estaba en un estado peor el año pasado", reconoció.
“Cualquiera que le haya pasado jugar tres finales y perderlas estaría frustrado. Yo no. aunque es evidente que hubiera preferido ganar una que perder tres", aseveró.

Voy a ganarlo

"Quiero seguir trabajando duro y tratar de mejorar. Será difícil durante unos días por culpa de esta derrota. Quiero ganar un Grand Slam, claro. Pero si esto no sucede, pues no sucede. Estoy trabajando tan duro como puedo. Me tomo en serio el tenis. Pero también me encanta la vida al otro lado del deporte. A diferencia del año pasado disfruto en la pista", argumentó el británico, que será cuarto del mundo a partir de hoy lunes.