Enviar
Por el boleto a la serie mundial
Halladay ante Lincecum será el gran duelo en el arranque por el banderín de la Nacional

Yanquis-Rangers, que jugarán mañana, y Gigantes-Filis, que se enfrentarán el sábado, serán los protagonistas de las series finales de división, a cuatro de siete partidos, que definirán a los campeones de las ligas Americana y Nacional, respectivamente, y que determinarán quiénes se verán las caras en el llamado Clásico de octubre.
Yanquis y Rangers reeditarán sus enfrentamientos de los 90. Los Yanquis vencieron a los Rangers en la SDLA en 1996, 1998 y 1999, ganando nueve de diez encuentros en el proceso.
Ahora las cosas parecen haber cambiado y los Rangers son un equipo completamente diferente, aunque los Yanquis todavía cuentan con jugadores de gran experiencia que ayudaron a eliminar a aquellos equipos de Texas como el llamado “Core Four” (Núcleo de los cuatro), integrado por el panameño Mariano Rivera, Derek Jeter, Andy Pettitte y el boricua Jorge Posada.
No obstante, una de las grandes diferencias para los Rangers este año es que cuentan con uno de los mejores lanzadores del béisbol, Cliff Lee. El talentoso zurdo ha demostrado que puede vencer a los Yanquis en su mejor nivel de juego.
Lee tuvo problemas con su espalda en la segunda mitad de la campaña, pero el 12 de setiembre lanzó ocho entradas contra los Yanquis, ganándoles y cediendo dos hits en ocho innings. Lee no estará disponible para abrir la serie debido a que lanzó el decisivo Juego 5 de la Serie ante Tampa Bay. Pero aun así podría abrir dos veces si esta serie se alarga.
En general, la diferencia en experiencia de postemporada entre estos dos equipos es inmensa. Además Nueva York cuenta con bateadores pacientes en el plato, selectivos y capaces de acabar con el pitcher rival temprano al obligarlo a hacer demasiados lanzamientos. Es una alineación llena de talento de arriba abajo, que solo puede ser frenada por lanzadores como Lee.
Ayer los Yanquis no habían decidido aún la rotación de abridores que utilizarán contra Texas. CC Sabathia abrirá mañana el primer partido como visita y A.J. Burnett lanzará el cuarto el martes en Nueva York, su primera salida desde el 2 de octubre. El mánager Joe Girardi rehusó decir si mantendrá el orden de la primera ronda, en la que Andy Pettitte pitcheó el segundo encuentro seguido por Phil Hughes.
La serie de campeonato de la Nacional entre San Francisco y Filadelfia se iniciará en el campo de los Filis, donde se jugará hasta el domingo, luego de martes a jueves en San Francisco y si es necesario, sábado y domingo de nuevo en Filadelfia.
En la temporada regular estos equipos empataron en resultados 3-3, y es la primera vez que se cruzan en la postemporada.
Los Gigantes vuelven a la serie de campeonato desde 2002. Ese año, Barry Bonds y los Gigantes estuvieron a cinco outs de ganar la primera corona de Serie Mundial en San Francisco.
Los Filis, por su parte, arrancaron los playoffs con un sensacional juego sin hits de Halladay ante Cincinnati, al que blanquearon 3-0.
Su fuerte es el pitcheo y especialmente el H2O (Halladay, Hamels y Oswalt) son los tres ases de Filadelfia, que se las verán con un excelente equipo, los Gigantes, que cuentan con Tim Lincecum (el ganador del Cy Young los dos últimos años), Matt Cain y Jonathan Sánchez. Precisamente Lincecum abrirá el sábado ante Halladay, en lo que se prevé será un duelo de poder a poder.

Consulta: páginas en Internet y EFE
Luis Rojas
[email protected]
Ver comentarios