Enviar
POR FAVOR... SILENCIO
GAPARI

Rafael Nadal defiende a partir de hoy lunes el título en Montreal en un reencuentro con las pistas marcado por la incertidumbre, después de casi dos meses de cuidados intensivos por la tendinitis que afecta a sus rodillas, y con la inseguridad de saber si su rendimiento será el que él mismo siempre se ha exigido.
Nadal figura exento en primera ronda y comenzará con el ganador del encuentro entre el serbio Viktor Troicki y David Ferrer, y en la tercera ronda, podría enfrentarse a Tommy Robredo.
Más adelante podría verse con Juan Martín del Potro o el sueco Robin Soderling, su verdugo en los octavos de final de Roland Garros, y a partir de ahí, el peligro vendrá por parte de Andy Roddick, Fernando Verdasco o el serbio Novak Djokovic.

“No puedo decir si estaré al cien por cien para el Abierto de EE.UU.”, señaló Nadal a su llegada a Montreal; agregó que el próximo año probablemente tendrá que tomar alguna decisión sobre el apretado calendario de los tenistas, que él mismo ha calificado de “demasiado largo”.
Nadal ganó este Masters 1000 en Toronto el pasado año; (Toronto y Montreal se alternan cada temporada el Abierto de Canadá). Se disputa sobre pista dura, no muy recomendable para sus rodillas, las mismas que le hicieron borrarse de Wimbledon este año, y que le perjudicaron para ganar por quinta vez seguida en París.

En el sector femenino, la belga Kim Clijsters regresará al circuito después de dos años en el torneo de Cincinnati, y señaló al respecto que se encuentra emocionada y también nerviosa por esta vuelta.
“Estoy emocionada, me he entrenado mucho y estoy nerviosa por comenzar”, dijo la ex número uno del mundo, que debutará enfrentándose con la francesa Marion Bartoli
“Era importante entrenarme para recuperar la forma”, dijo Clijsters que durante estos dos años ha sido mamá y a la que le gustaría competir en el Abierto de EE.UU., que se inicia el 31 de agosto aunque todavía no puede confirmarlo.

El cabeza de serie número uno del Abierto de Castilla y León de tenis, Feliciano López, hizo honor a su condición de gran favorito y se impuso ayer en la final al francés Adrian Mandarino, por 6-3 y 6-4.
Con la grada abarrotada de público, y con la presencia del jugador del Atlético de Madrid Diego Forlán en el palco, Feliciano López, mucho más habituado que el francés a disputar las rondas finales de los torneos, se aprovechó perfectamente de los errores de su oponente.
Feliciano no falló, y en la tercera bola de partido consiguió inscribir su nombre en el cuadro de ganadores del torneo segoviano.
Ver comentarios