Logo La República

Viernes, 23 de agosto de 2019



ACCIÓN


POR FAVOR... SILENCIO

| Lunes 01 junio, 2009



POR FAVOR… SILENCIO

GAPARI


La derrota del español Rafael Nadal en los octavos de final de Roland Garros abre las posibilidades del suizo Roger Federer de recuperar el puesto de número uno del mundo, pero sería en Wimbledon y debería ganar en París.
Si Federer, finalista en los últimos tres años, gana Roland Garros esta vez, la lucha por el número uno se resolvería en el All England Tennis Club.
En la actualidad, Nadal es líder con 14.960 puntos y Federer le secunda con 10.470. El español sumó por llegar a octavos en París 180 puntos, pero el lunes 8 de junio perderá los 2 mil puntos de campeón del año pasado, y se quedará con 13.140.
Federer dispone de 10.470 puntos y defiende 1.200 del año pasado por llegar a la final. Si gana por fin en París sumaría 2 mil y se quedará con 11.270. Nadal defiende luego el título de Quenns, 480 puntos, y después Wimbledon, otros 2 mil. Federer sueña.

En cuanto a Nadal, solo piensa ahora en la piscina de su casa, y allí, en su hogar de Manacor, celebrará por primera vez en un lustro su 23 cumpleaños, aunque sin la Copa de los Mosqueteros al lado.
“Ahora, mi preparación es para la piscina de mi casa. Dadme tres días más para pensar en mi puesta a punto para Wimbledon”, dijo Nadal.
Nadal asumió la derrota sin excusas. “Hay que aceptarla. Jugué muy corto, sin agresividad, sin calma durante todo el partido”.
El español fue irónico y demasiado caballero con el público francés, que siempre acostumbra a animar a todos sus rivales. “Es una pena que este público no haya tenido nunca un detalle conmigo. Ojalá un año lo tengan”, señaló.

En la otra acera, el sueco Robin Soderling, que evitó que Nadal rompiera el récord de su compatriota Björn Borg, que también ganó cuatro veces consecutivas el torneo, dijo ayer que espera que el legendario jugador “al menos” le envíe un SMS.
“Estoy esperando al menos un SMS de Borg”, bromeó el tenista que con su victoria impidió que Nadal se convierta en el primer jugador en ganar cinco veces consecutivas el torneo.
El de Tibro, al sureste de Suecia, comentó que no llamará a aquel legendario tenista que se sujetaba la melena con una cinta y que acaparó la Copa de los Mosqueteros entre 1978 y 1981, tras ganarla también en 1974 y 1975.
Soderling cumplirá 25 años en agosto y durante su duelo contra Nadal se repetía “este es solo otro partido”, según confesó.
Ahora, el sueco se medirá en cuartos de final contra el ruso Nicolay Davidenko y le quedan en el cuadro nombres como Roger Federer, Andy Murray, Juan Martín del Potro, Jo-Wilfried Tsonga, Tommy Robredo o Fernando González, entre otros.