Enviar
Por favor silencio

Gapari

Esta semana deberemos poner atención en el equipo nacional de tenis que ya está en El Salvador para disputar el ascenso al grupo 2 en Copa Davis.
El Salvador, con los hermanos Arévalo, Rafael y Marcelo, al que hemos visto en nuestro país en varias ocasiones, y Bolivia con el mismo equipo que descendió el año pasado son dos rivales muy difíciles de superar, aunque no imposibles.
Hemos dicho mucho que los ticos en el tenis tienen que creérsela y si Pablo Núñez, Ignaci Roca, Federico Chavarría y Fernando Martínez lo hacen, podrían depararnos una gran alegría; si no, el objetivo siguiente, por supuesto, es no descender.

Y el tenis se volvió diversión y un espectáculo, completamente alejado de la tensión y la presión de un resultado. Por lo menos así lo hicieron sentir y vivir ayer en Colombia dos ex tenistas y otrora figuras de lujo como el francés Yannick Noah y el iraní Mansour Bahrami, quien junto a otras figuras como el sueco Mats Wilander, el argentino José Luis Clerc y el colombiano Miguel Tobón brindaron un gran espectáculo a los 3.500 aficionados que llegaron al Pueblo Viejo Country Club de Bogotá.
Las jugadas de fantasía y de diversión, llenas de humor, habilidad y magia con la raqueta y la pelota invadieron la pista gracias a todos los jugadores, pero especialmente a Bahrami y Noah.

La alemana Sabine Lisicki inauguró ayer su palmarés al vencer a la danesa Caroline Wozniacki por 6-2 y 6-4 en 79 minutos, en la final del torneo de Charleston, del circuito WTA y dotado con $1 millón en premios.
En la final más joven de este torneo (Lisicki de 19 años y Wozniacki, 18) desde la del 1999, con Martina Hingis con 18 y Anna Kournikova con 17, la germana redondeó una semana triunfal.
Durante estos días Lisicki ha sido capaz de vencer a la estadounidense Venus Williams (quinta del mundo) y a la francesa Marion Bartoli (13).

La italiana Roberta Vinci, número 61 de la clasificación mundial, logró ayer su segundo título del circuito internacional al imponerse en la final del Barcelona Ladies Open, disputada en las instalaciones del David Lloyd Club Turó, a la rusa Maria Kirilenko por un contundente 6-0 y 6-4.
Vinci superó a Kirilenko, campeona del torneo en 2008 y número 37 mundial, gracias a su gran arranque de partido.
Ver comentarios