POR FAVOR... SILENCIO
Enviar
POR FAVOR… SILENCIO
GAPARI

Si usted es nieto de don Hernán Bolaños, no le queda más remedio que ser deportista.
Eso lo comprendieron muy bien desde sus cunas, Fred, Kenneth y Alexandra Thome Bolaños, los hijos de don Fred y doña Alice Bolaños de Thome, que oyeron de las hazañas de su abuelo como futbolista profesional en Chile y acompañaron de niños a su mamá, para verla coronarse campeona de muchos tornos de singles y dobles en el C.R. Country Club.

La Copa del Café ha sido un escenario idóneo en el que la familia Thome-Bolaños, se mueve como pez en el agua; don Fred fue presidente y dirigente muchos años; hoy la preside su hijo Kenneth y en el ínterin, los tres Thome la jugaron defendiendo al país.


En los 45 años que lleva la Copa del Café, solo los hermanos Thome y Juan Antonio Marín llegaron a las instancias finales; esto, porque esta competencia se mantiene sólida en el fichaje para su desarrollo anual de los mejores tenistas juveniles del mundo.
El ejemplo más reciente es el del argentino Juan Martín Del Potro, la revelación de la temporada profesional del año anterior, donde barrió en cuatro de los últimos torneos del circuito, para instalarse como nuevo “top ten” en el ranking ATP, debajo de los grandes: Nadal, Federer, Djokovic, Murray, Roddick, Davidenko, Nalbandián, etc. etc.
Del Potro fue finalista de la Copa del Café hace tres años y no pudo obtener la corona.


El éxito de la Copa del Café se sostiene en un trípode: dirigencia de elite; excelencia de los competidores; labor de la prensa deportiva.
Muy pocos eventos deportivos, yo diría que ninguno, amarra una comunión tan sólida, tan hermosa, honesta y diríamos que compulsiva entre dirigentes y periodistas como la Copa del Café.
En este contexto hay que rendirle honor a quien honor merece y la gran tajada del mérito para que este suceso se repita cada año, corresponde a don Antonio Bastida De Paz; abogado, apasionado del tenis, fundador y editor de la revista de la Copa y el más amigo de los amigos de los periodistas, lamentablemente fallecido muy temprano, cuando todavía tenía mucho que dar.


Esta es la primera Copa del Café con Kenneth Thome en la silla presidencial, el amor, los ejemplos y la fidelidad de la familia del espigado profesional hacia el deporte, aseguran el éxito.
El menor de los hermanos Thome, sucede en el cargo a dirigentes que honraron su silla, como Gastón Kogan, Alvaro Umaña, Fred Thome, Ricardo Kriebel, Ricardo Mendieta y tantos y tantos brazos derechos de jerarquía como Yeya Van der Laat, Freddy Mora, Norita Schofield, Alvaro Sancho, Fred Holtermann, Alvaro Quirós, Alice Rímolo, Julito Castilla, Hernando Pantigoso, etc. etc. y los insustituibles Darío Fallas y Carlos Mora.
¡Hoy el tenis costarricense vive su fiesta!




Ver comentarios